Buenos Aires retira el reclamo por el Fondo del Conurbano

El gobierno nacional anunció la marcha atrás en el planteo, porque se hará cargo del pago. Es una forma de arreglo con el resto de las provincias. El ministro Frigerio garantizó que no se afectarán fondos de La Pampa ni de otras jurisdicciones. Pidió "desistir" de juicios entre Nación y provincias.

El ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, anunció que se está negociando con los gobernadores cubrir "de manera gradual el reclamo de Buenos Aires" en relación al Fondo del Conurbano y a cambio la Provincia gobernada por María Eugenia Vidal retirará el reclamo ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Contó que en la reunión con los gobernadores "se presentó una solución al problema del Fondo del Conurbano Bonaerense", que "no afecta los recursos de las provincias" y que -según dijo- "fue recibido de manera satisfactoria" por los mandatarios provinciales.

Además, el gobierno nacional exige que se terminen los juicios entre la Nación y las provincias, y entre provincias. Esa pretensión involucra especialmente a La Pampa, que tiene varias demandas con exigencias al Estado nacional, además del reconocido planteo por el río Atuel contra Mendoza en la Corte Suprema de Justicia.

"La Provincia acepta retirar el reclamo en la Corte con una solución gradual del tema del fondo (del Conurbano) y las provincias no se verán afectadas. La diferencia (en el financiamiento) la cubrirá mayoritariamente el gobierno nacional", anticipó el funcionario en conferencia de prensa tras la reunión que mantuvo el presidente Macri con la mayoría de los gobernadores del país.

Ningún gobernador formó parte de la conferencia de prensa: Frigerio hizo de único vocero de un encuentro de pasó a cuarto intermedio y que continuará también con negociaciones bilaterales.

Esta semana, en el marco de la discusión en torno al Fondo del Conurbano, Vidal mantuvo una reunión con el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, algo que había generado algunos comentarios entre el resto de los Gobernadores, ya que temían que un fallo favorable a la provincia bonaerense significara una quita de recursos para el resto de los distritos.

Sin embargo, con este acuerdo entre Vidal y el Gobierno nacional, se enfría el potencial conflicto alrededor de un reclamo bonaerense por la actualización del límite de $650.000.000 que pesa sobre ese fondo, algo a lo que las provincias se resistían porque consideraban que existía la posibilidad de resignar dinero.

La reunión con gobernadores pasó a "un cuarto intermedio de una semana" para, "en el interín, trabajar con cada una de las provincias, puliendo el acuerdo y escuchando contribuciones e inquietudes" sobre la reforma tributaria, explicó también Frigerio.

Además, el funcionario afirmó que se avanzó en "una propuesta de consenso fiscal" que implica "una ratificación del compromiso del gobierno nacional y las provincias en avanzar en un sendero firme y gradual hacia el equilibrio de las cuentas públicas", entre otras cuestiones.

Frigerio dijo que las partes mostraron en sintonía para "avanzar a un equilibrio fiscal de las cuentas públicas".

Además, ​se sostuvo "la necesidad de ir a una reforma tributaria nacional para bajar el peso de los impuestos distorsivos sobre la economía". Mencionaron Ingresos Brutos y Sellos.

Además, el Gobierno pidió desistir de los juicios entre la Nación y las provincias y de las provincias entre sí. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, habló "empezar frescos" una nueva etapa con equilibrio fiscal.

El anuncio

Macri y los gobernadores se juntaron este mediodía en el Salón Eva Perón. Un grupo de gobernadores de la oposición -entre los que no estuvo el pampeano Carlos Verna- acompañó a Macri en su viaje a Nueva York y ya se planteó en las conversaciones el tema del Fondo del Conurbano Bonaerense. También se conversó sobre el déficit fiscal.

En ese viaje, el gobernador pampeano Carlos Verna no estuvo, pero por momentos pareció estar presente un fantasma que lo representara. Es que en las conversaciones de los gobernadores que acompañaron a Mauricio Macri en Estados Unidos surgieron los temas que el jefe del Ejecutivo de nuestra provincia suele repetir con insistencia en las últimas semanas.

El gravísimo déficit que arrastra el Gobierno fue el callejón sin salida al que una y otra vez conducían las conversaciones que tuvo el presidente con los gobernadores y legisladores de la oposición a los que invitó a su visita a Nueva York. En reuniones privadas aprovechó para ir tanteando, en la previa a la cumbre de este jueves al mediodía.

Verna ha hecho un notable silencio en las últimas semanas, a esperas de este encuentro. Según medios nacionales, en la Casa Rosada atendieron el requerimiento de varias provincias, en general contactándose con sus ministros de Economía, porque el tironeo más fuerte -desde ya- es por los fondos.

En ese sentido, la reciente audiencia de la gobernadora María Eugenia Vidal con el presidente de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti calentó los ánimos. El máximo organismo judicial debe definir respecto del Fondo de Reparación Bonaerense, que es resistido por el resto de las provincias.

En ese contexto, a las 12 Macri abrirá el Salón Eva Perón para una charla con los gobernadores de todas las provincias y todos los partidos en busca de un compromiso de los mandatarios para discutir y avanzar sobre su menú de reformas.

"Mauricio va a escuchar a los gobernadores pero también tiene cosas para decir", anticipan en Gobierno -según el diario Clarín- donde estudiaron el paper de los mandatarios opositores que gira sobre dos ejes: el Fondo del Conurbano y el presupuesto 2018. De antemano, en Casa Rosada avisan que varios de los 11 puntos que las provincias objetan no serán aceptados.

Macri estará acompañado por Rogelio Frigerio, Nicolás Dujovne y Marcos Peña mientras que salvo Rodríguez Saá, que enviaría a su vice, están confirmados los representantes de los otros 23 distritos. Verna había garantizado días atrás su presencia, aunque en las últimas horas no hubo especificaciones oficiales. La Pampa y San Luis vienen trabajando juntas, en tandem, en varios temas.

Además de los cinco de Cambiemos, estarán los peronistas Sergio Uñac, Juan Manzur, Juan Manuel Urtubey, Domingo Peppo, Gustavo Bordet y Juan Schiaretti -los dos últimos viajaron con Macri a EEUU- y los provinciales Miguel Lifschitz, Alberto Weretilnek, Domingo Passalacqua y Omar Gutiérrez. Por Santiago del Estero, que eligió gobernador en octubre, esperan a Gerardo Zamora, mandatario electo y esposo de la actual; Claudia Ledesma.

La reforma impositiva que pidió Macri complicó las relaciones de la Rosada incluso con aliados como el mendocino Alfredo Cornejo y con opositores dialoguistas como el sanjuanino Sergio Uñac y la fueguina Rosana Bertone.

En el viaje a Estados Unidos, los mandatarios del interior le adviertieron al presidente que con las nuevas alícuotas que intenta crear, la reforma no significará una baja real de impuestos. Además protestan porque les exigió a ellos lo que él no hace en el Estado nacional: el ajuste del gasto público. La discusión técnica de ese tema llevó siempre al mismo punto muerto: con el actual nivel de déficit, que ronda los ocho puntos del PBI, no se puede hacer mucho más.

Pero, según el portal La Política On Line, los gobernadores repetían -sin mencionar al autor- un reciente concepto de Domingo Cavallo: No se necesita una ley para bajar los costos del Estado. Es decir, la excusa reiterada de Macri y su equipo que como gobierno "en minoría" no podían acelerar el paso de las transformaciones, en este caso no aplica.

El déficit no es el único tema que ocupa las conversaciones de los gobernadores y los funcionarios de Macri en las horas previas de la cumbre del mediodía. Ellos tienen el dato de que está por salir una cautelar a favor del reclamo de María Eugenia Vidal por el Fondo del Conurbano, pese a que la Corte lo niegue. La reunión que mantuvo Vidal con el presidente de la Corte encendió todas las alarmas y se habló también de ese tema en Nueva York.

En el medio de estas tensiones, también se mezcló la discusión por el paquete de posiciones que está negociando el peronismo, con Miguel Pichetto a la cabeza, para ocupar la Defensoría del Pueblo, la Procuración Penitenciaria, sillones en el Banco Central y la Procuración General, entre otros cargos.

Se trata de un paquete central para el peronismo que desde la oposición no cuenta con muchos lugares para ubicar a sus cuadros y dirigentes.

 

Temas en esta nota: