Reforma impositiva: prometen que las provincias no perderán plata

El ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, con la Bicameral. Le advirtieron que algunos anuncios son "devastadores para las economías regionales" y que hay un vaciamiento del ANSES. Insistió: "la reforma tiene efecto neutro".

Minutos después de presentar detalles de la ley impositiva que enviará al Congreso, Nicolás Dujovne -ministro de Hacienda- recibió a legisladores que integran la bicameral de reforma tributaria y les aseguró que las provincias no perderán plata.

"La reforma tiene efecto neutro. Los impuestos que se bajen se van a compensar con los que se suban", palabras más palabras menos, fue la definición del ministro de Hacienda ante diputados y senadores.

Muchos legisladores estaban preocupados por las anunciadas bajas al impuesto a las Ganancias, al cheque y al IVA, todos en forma gradual pero de fuerte impacto en la recaudación y por lo tanto en la porción que se coparticipa con las provincias.

El senador Juan Manuel Abal Medina lo planteó -relata el portal La Política On Line- y Dujovne aseguró que la merma en esa recaudación será compensada con el impuesto a la renta financiera y las subas al IVA de autos de alta gama y de bebidas alcohólicas y azucaradas, otros de los anuncios.

Insistió varias veces en que la recaudación bajará un 1.5% del PBI y subirá en la misma proporción.

El impuesto a las bebidas alteró al diputado José Luis Gioja, presidente del PJ: "Algo así sería devastador para las economías regionales de las provincias viñateras, especialmente para San Juan y Mendoza". Agregó que "el Gobierno Nacional no tiene ni la más mínima idea de lo que pasa más allá de la Avenida General Paz".

Los diputados Axel Kicillof (FpV) y Marco Lavagna (Frente Renovador) advirtieron sobre un vaciamiento de Anses por la merma de la recaudación del impuesto al cheque, que el Gobierno propuso en un proyecto de ley destinar en un 70% a cubrir el déficit del organismo, una cifra incierta.

Dujovne ya no estaba para escuchar ese planteo, pero sí su secretario de Política Económica, Sebastián Galiani. "La Anses ya es deficitaria y se financia con aportes del Tesoro", le recordó.

A Kicillof y Lavagna les retumba aún el proyecto para modificar el cálculo de actualización de las jubilaciones, que según cálculos extraoficiales le permitiría al Gobierno ahorrarse 100 mil millones de pesos.

El ministro prometió enviar varios proyectos en 10 días y la bicameral de reforma tributaria recién se reunirá la otra semana.

Precavidos, el martes los ministros de Economía de las provincias se reunirán en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) para hacer números y comprobar si la neutralidad prometida por Dujovne es real.

Los gobernadores venían pidiendo conocer la reforma antes de tratar el presupuesto y por lo tanto no tendrán más alternativo que acelerar la negociación para llegar con las dos leyes en diciembre. No parece tan fácil.

Temas en esta nota: