Llega el FMI para analizar las futuras reformas del Gobierno

El próximo lunes llegará a la Argentina una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) para analizar la evolución de la economía, en particular las cuentas fiscales del segundo año del gobierno de Mauricio Macri. Roberto Cardarelli, encargado del FMI para la Argentina, encabezará un grupo de unos cinco economistas que durante dos semanas mantendrá reuniones con distintos funcionarios nacionales y también con representantes del sector privado.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el de Finanzas, Luis Caputo, y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, serán los encargados de explicar a los técnicos del organismo las últimas medidas tomadas por el Gobierno y también cómo serán las reformas que se encararán, algunas de ellas a través del Congreso.

Entre estas propuestas figuran los proyectos de reforma laboral, tributaria, previsional, de financiamiento de la política, de desburocratización del Estado (nacional, provincial y municipal) y el revalúo fiscal del Impuesto a las Ganancias para empresas. También habrá que decidir sobre la continuidad o no de la Emergencia Económica y como se asignarán los recursos al Fondo del Conurbano bonaerense. Otro proyecto de ley que el Gobierno quiere aprobar es la ley de Responsabilidad Penal Empresaria, que establece penas para los delitos de cohecho y tráfico de influencias, negociaciones incompatibles con el ejercicio de las funciones públicas y enriquecimiento ilícito de funcionarios y empleados, entre otros delitos. Pero uno de los temas que siguen especialmente los técnicos del organismo es el proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal, cuyo objetivo es establecer criterios para garantizar la solvencia fiscal de las cuentas públicas provinciales.

Según publicó el portal digital Infobae.com, esta serie de reformas que se presentarán a los técnicos del FMI conformarían una suerte de "Pacto de la Moncloa", similar al de España de 1977. El gran acuerdo nacional se anunciaría el próximo viernes en un acto en la residencia de Olivos, se reunirán gobernadores, sindicalistas y empresarios. En tanto, en el Congreso aún esperan que se apruebe la Ley de Presupuesto 2018 que contempla bajar el gasto fiscal del 4,2% al 3,2%, que sería uno de los pedidos de las autoridades del FMI. "Es probable que entre las recomendaciones que harán los técnicos figure mantener el Impuesto al Cheque (que debe ser prorrogado por el Parlamento) antes de fin de año", manifestó una fuente cercana al Gobierno a Infobae.

El FMI publicó la semana pasada su visión sobre la economía argentina en dos informes que fueron presentados en Washington: 'Perspectivas Económicas Mundiales 2018' y 'Perspectivas Económicas Regionales 2018'. A continuación, algunas de las observaciones que realizó el staff:

- "Sería crítico cumplir con el objetivo anunciado de recortar el déficit fiscal federal primario en 2 puntos porcentuales en 2018–19".

- "Se espera que la inflación continúe desacelerándose, si bien a un ritmo más lento que el que es necesario para cumplir las metas de inflación".

- "Una mayor inercia en la evolución de los salarios y los precios o un endurecimiento de las condiciones financieras externas, o ambos factores, podrían exigir orientaciones de política fiscal y monetaria más restrictivas que podrían entorpecer la reactivación económica".

Además, se destaca que "Argentina es vulnerable a los vaivenes de la economía global y no será posible mantener por muchos años más el déficit fiscal que llega a casi 6 puntos del PBI".

La intención es revisar el Artículo IV, un estudio económico del que participan todos los países miembro. Se trata de un informe que le permite a cada nación acceder a créditos para la inversión mas baratos y, en el caso de Argentina, puede ser útil para obtener más préstamos de países desarrollados.

El Artículo IV es una especie de memoria y balance de la macroeconomía de un país que elaboran los técnicos luego de la visita a un país. Luego los datos y conclusiones se publican en el informe de Perspectivas Económicas del año posterior. En el caso de la Argentina, por ejemplo, servirá para seguir obteniendo préstamos de países desarrollados y que organismos como la OCDE mejoren su clasificación del riesgo país. De hecho, este mismo organismo bajará pronto de 6 a 5 puntos la calificación del riesgo país para la Argentina tras tomar en cuenta el artículo IV. Casi todos los países miembros del organismo multilateral permiten estas inspecciones, con la excepción de Venezuela, Somalía, Siria, República Centroafricana y Eritrea. La revisión de las cuentas, además de cumplir con los requisitos del organismo, del cual el país es miembro, le permitió al Gobierno encarar nuevas negociaciones con otros organismos internacionales. Desde el 2004 hasta el 2016, el FMI no publicó este informe por pedido del kirchnerismo.

Con respecto a la evolución de las cuentas públicas, que analizará la misión del FMI, hay que destacar que hoy el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, presentará el informe del resultado fiscal del tercer trimestre del año. Según pudo saber Infobae, el Gobierno estima que el déficit fiscal proyectado deberá rondar los 117.000 millones de pesos, con un acumulado desde comienzos de año de 312.000 millones de pesos, lo que equivale al 3,2% del Producto Bruto Interno (PBI). Desde el Ministerio de Hacienda destacan el buen comportamiento que viene teniendo al recaudación tributaria debido al mayor nivel de actividad económica, el impacto del Blanqueo de Capitales y la menor inflación.

En julio la recaudación creció 32% en términos interanuales, en agosto el 33% y en septiembre otro 30%, lo que, unido a una contención en el gasto, habría permitido alcanzar la meta del trimestre de un déficit acumulado de 312.000 millones de pesos. En el cuarto trimestre se prevé una pérdida de $97.500 millones y un acumulado de $ 409.500 millones , para cumplir con la meta de 4,2% del PBI. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, consideró que "es imprescindible seguir bajando el déficit para reducir la vulnerabilidad económica", y sostuvo que la meta de dejar el rojo en 3,2% del PBI en 2018 "es un componente crucial para avanzar en la reducción de la pobreza".

En su último informe, el FMI subió sus proyecciones de crecimiento del PBI de Argentina a 2,5% en 2017 y 2018. El organismo prevé que se reduzca la inflación del 22,3% al 16,7% en el 2018 y que el déficit de cuenta corriente en términos del PBI sea del 3,6% y 3,7%, respectivamente. Las proyecciones indican un déficit fiscal total del 6,6% del PBI este año y 5,6% en 2018.

La última misión del FMI que estuvo en la Argentina abandonó el país el 30 de setiembre de 2016 luego de permanecer 14 días para elaborar un informe que no se realizaba desde 2006. Esa misión estuvo encabezada también por el economistas Roberto Cardarelli. También se sumó la presencia del auditor regional del Fondo, Alejandro Werner. En ese entonces los auditores se entrevistaron con el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger; el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay; y el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Luego de esa misión, el FMI levantó la "moción de censura" por la adulteración de las estadísticas del Indec que impuso el organsimo desde principios de 2013 por la distorsión de los datos de crecimiento económico e inflación.

Temas en esta nota: