El gobernador dijo que con la firma del acuerdo entre Nación y provincias se supera la litigiosidad en el reparto de impuestos y hace al país "más creíble para quienes miran desde el exterior". Advirtió que no permitirá que los salarios de los empleados públicos se atrasen con respecto a la inflación.