Continúa el paro de los docentes universitarios

Reclaman un incremento salarial del 25% para compensar el brote inflacionario. La patronal macrista ofrece 15% de aumento, en cuatro cuotas y sin cláusula gatillo.

Los docentes de la Universidad Nacional de La Pampa, junto a sus pares del resto del país, concretan este martes otro paro en reclamo de mejoras salariales. La medida de fuerza se extiende a la jornada del miércoles y forma parte de un plan de lucha que incluye otra huelga, por 72 horas, para la semana que viene.

Los docentes del sector tienen congelado su salario desde febrero. Reclaman un aumento salarial del 25%, pero en la paritaria la patronal, que es el gobierno nacional, apenas ofrece un incremento del 15% en 4 cuotas y sin cláusula gatillo.

“Esto no es un paro aislado, desde febrero nosotros no tenemos ofrecimiento salarial acorde a las circunstancias a las que estamos viviendo con este proceso inflacionario y con los ajustes en las tarifas que sentimos a diario”, dijo la secretaria adjunta de la Asociación de Docentes Universitarios (ADU), Laura Wisner.

A nivel nacional el gremio mantuvo tres encuentros con la Secretaría de Políticas Universitarias: “La última mejora fue solamente en unos porcentajes y adelantar al sueldo de mayo para cobrar en junio”.
La ADU se sumó además a la Marcha Federal Educativa: “Convivimos una situación del país y de la provincia que a ninguno escapa. Los reclamos por una educación igualitaria, libre, laica y de calidad se encuentra en todos los niveles educativos, no solo en el universitario. Nosotros le sumamos nuestro reclamo salarial”.

El 30 de mayo se instalará una carpa docente frente al Ministerio de Educación donde se realizarán clases públicas, debates y el próximo plenario de secretarios generales para evaluar el estado de las negociaciones y la continuidad del plan de lucha.

En la última reunión paritaria, la secretaria de Políticas Universitarias, Danya Tavela, ratificó el techo salarial del 15%, en cuatro cuotas: 4% en mayo (a cobrar en junio), 5% en agosto (a cobrar en septiembre), 3% en noviembre (a cobrar en diciembre) y 3% en diciembre (a cobrar en enero de 2019).

La propuesta no contiene cláusula gatillo, sino una revisión en diciembre. Todos los gremios presentes rechazaron la propuesta.

Desde la CONADUH señalaron que “en el marco del desborde inflacionario, la crisis financiera y el acuerdo stand by con el FMI, se rechaza y repudia una vez más el ajuste en curso contra los trabajadores activos, jubilados, precarizados y desocupados; ratificando la necesidad inmediata de un paro activo nacional para terminar con esta política que impulsan el Gobierno Nacional y sus cómplices”.

Temas en esta nota: