La CPE advierte que “el Estado juega a favor de los poderosos”

Los tarifazos que impone el gobierno del presidente Mauricio Macri, según el Consejo de Administración de la CPE, son "una monumental transferencia de rentabilidad, de ganancias, a un grupo de empresas multinacionales”.

El Consejo de Administración de la Cooperativa Popular de Electricidad sostuvo que los tarifazos impulsados por el gobierno nacional “favorecen los negocios y ganancia de un grupo de grandes empresas de distintas ramas y actividades, en detrimento del las posibilidades de la gente”. “La excusa es que la anterior política de subsidios, en el caso de la energía eléctrica y los combustibles, no podía continuar porque nos estaba empobreciendo a todos. Medias verdades y medias mentiras para generar negocios fabulosos, para unos pocos”, advirtió el Consejo que preside Alredo Carrascal.

En la última edición de la revista de la CPE, 1 de Octubre, el Consejo firmó una editorial bajo el título “el estado, a favor de los más poderosos”. Un informe sobre la evolución del cuadro tarifario establece que el precio mayorista, durante un poco más de dos años, se incrementó en el 1.082%, “a pedido de los generadores”. La APE aumentó en ese mismo período el 552% la energía que traslada a las cooperativas. La CPE informó que para los usuarios, en promedio, el aumento fue del 324%.

Caja de las multinacionales

“Las cooperativas prestadoras del servicio eléctrico nos hemos convertido en cajeras de las multinacionales. En los servicios que dependen de nosotros, somos reguladores del mercado, gas envasado y a granel, internet, telefonía, tv por cable. Pero en nuestro servicio de origen, el servicio eléctrico, el Estado nos ha colocado en el rol de garantizar la renta del Mercado Eléctrico Mayorista, en manos de Sociedades Anónimas que cotizan en la bolsa de valores”, lamentó la conducción de la CPE.

Además, recordaron que un eje central de la economía capitalista es la “competencia”, bajo el supuesto de que favorecde a los usuarios y consumidores como a las propias empresas a partir del libre juego de oferta y demanda, con más inversiones, mejores servicios, más empleo y hasta tarifas a la baja para los usuarios. “Eso no ese verdad en nuestra Argentina de hoy porque las asimetrías y desproporciones entre grandes prestadores y cooperativas y pymes son datos de la realidad que deben ser considerados”, reclamaron.

Los números del tarifazo

En la misma revista, la CPE publicó un informe que precisa que los precios del Mercado Eléctrico Mayorista se incrementaron un 1.082% desde principios de 2016 hasta el último valor establecido por el Gobierno Nacional en febrero de este año. El precio pasó de 94,79 pesos el megavatio hora (MWh) en enero de 2016, al actual de 1.120 pesos.

Esos valores se refieren a la demanda de energía tipificada como T1 (tarifa residencial plena) y T2 (no residencial), se excluye a la demanda T3, la de los grandes usuarios con consumos superiores a 300 kilovatios de potencia (kW) y a la energía residencial del Plan Estímulo, Tarifa Social y Electrodependientes. La demanda T1 y T2 representó  en febrero de 2018 el 70 por ciento de la energía adquirida por la CPE.

Esa variación de precios del 1.082% es trasladada por la Administración Provincial de Energía (APE) a las cooperativas en función de su propia estructura de costos. Para la demanda T1 y T2, el precio de APE pasó de 203 pesos el MWh en enero de 2016 a 1.326 en febrero de 2018, un 552%.

En el mismo período, el precio medio del Servicio Eléctrico de la CPE pasó de 1.018 pesos el Megavatio hora a 2.716 pesos, un aumento del 167%. Segun la CPE, ese es el aumento promedio.

Según la categorización de usuarios, la tarifa residencial en enero de 2016 era de 1.526 pesos el Megavatio hora y en febrero de este año llegó a 3.472 pesos, un aumento del 128% -cuando en el Mercado Mayorista fue del 1.082%-. Simultáneamente, la tarifa comercial pasó de 1.553 pesos el Megavatio hora a 3.683, un incremento del 137%.

Sin subsidio

Por otro lado, el informe de la CPE indicó que la “carrera de tarifazos” desde enero de 2016, una consecuencia de la quita por parte del gobierno de Macri de los subsidios que habían sido establecidos por el anterior gobierno, produjo un importante incremento de precios a usuario final. Tomando como referencia los precios de diciembre de 2015, las variaciones fueron para los usuarios de la CPE, como promedio, un 324%: la tarifa Residencial de hasta 300 kWh/mes, 351% y la Comercial de hasta 500 kWh/mes, 271 %.

Ingresos, a otro ritmo

La CPE informó que durante el mismo período el Valor Agregado de Distribución (suma de los conceptos cargos fijos, V.A.D. y Servicio Rural Optimizado en las facturas del servicio ), los ingresos genuinos para cubrir los costos operativos, aumentaron mucho menos. Tomando el bimestre diciembre-enero de los tres últimos años, hubo un incremento de 76% en 24 meses, pasando de 592 pesos el Megavatio hora a 1.044.

Los ingresos genuinos en pesos por megavatio hora del bimestre diciembre-enero de 2016/17 aumentaron 39% respecto 2015/16 y 26% al año siguiente.

Reclamos y cortes

El incremento del precio mayorista que imponen las firmas generadoras y del transporte -y que autoriza el Ministerio de Energía que dirige Juan José Aranguren- impactan en el gobierno provincial, las treinta cooperativas eléctricas de la provincia y los usuarios.

Ante los “esperables reclamos” de algunos usuarios, la CPE ratificó “una vieja máxima, que los asociados no se queden sin luz si existen dificultades comprobables para hacer los pagos en forma regular”.

Por reglamento la CPE puede desconectar un medidor de energía si existe alguna deuda. “La realidad es que se analiza cada caso en particular y se dialoga con el asociado siempre y cuando demuestre voluntad y compromiso”, contrapuso.

Temas en esta nota: