Rojas pidió una estación de servicio pero los empresarios "no concretaron"

El intendente de Toay ratificó la decisión de instalar una estación de servicio de Pampetrol en la localidad. Rechazó las quejas de la Cámara de Expendedores de Combustibles.

El intendente de Toay, Ariel Rojas, afirmó que trató de “incentivar” a los empresarios del rubro para que instalen una estación de servicio en Toay pero pasó el tiempo y esa iniciativa “no se ha concretado”. Por esa razón, y porque el crecimiento de la localidad hace necesaria otra boca de expendio de combustible, defendió el proyecto de poner en marcha una estación de servicio de la empresa estatal, Pampetrol.

El jefe comunal rechazó el “lobby” de la Cámara de Expendedores de Combustibles, Lubricantes y Afines de La Pampa (CECLA), que hace dos semanas salió a criticar con dureza el proyecto, con el argumento de que no es conveniente que el estado compita con los privados en áreas donde los negocios tiene rentabilidad.  Rojas contrapuso a la postura de los empresarios “la responsabilidad de gobernar para satisfacer la necesidad de los vecinos de Toay”. En declaraciones a Somos La Pampa, el lunes pasado, dijo que “las necesidades empresariales y de las distintas cámaras las tendrán que resolver ellos, tienen responsabilidad y derecho, pero yo me debo al pueblo de Toay”.

En ese sentido, aseguró que “dede hace mucho tiempo se está pidiendo cómo resolver el tema de la necesidad de una nueva estación de servicio”. “Yo personalmente he tratado de incentivar a muchos empresarios del rubro para que se instalen en Toay. Desde bastante tiempo ha habido algunos proyectos en estado más avanzado que otros. Pero el transcurrir del tiempo, y luego de muchos años, eso no se ha concretado”, explicó.

“Con un número cercano a los 20 mil habitantes y un parque automotor que creció considerablemente, Toay necesita otra estación. Al menos así lo creo yo”, reafirmó el intendente, que defendió el proyecto enviado al Concejo Deliberante “sin herir a ningún empresario, que por ahí le duele más o menos”. “Con esto también pretendemos generar fuentes de trabajo además de solucionar las necesidades del vecino”, añadió.

“Nos están acusando de algo que todavía no hemos hecho, leí que hablan de cómo será el régimen de los empleados, cuando todavía estamos discutiendo en el Concejo la localización”, declaró Rojas. “Cada uno tiene la responsabilidad de defender a sus representantes. Entiendo que el pueblo de Toay necesita una estación de servicio”, completó.

En Toay actualmente funciona una estación de servicio. Los empresarios se oponen al proyecto de Rojas para sumar una boca de expendio. Interpretan, según fijaron en un documento que difundieron hace 15 días, que el Estado debe intervenir solo cuando no hay réditos para el sector privado.

Antes de que el jefe comunal avanzara en el acuerdo con Pampetrol existieron sondeos de empresarios locales, que finalmente habrían prefirido instalar su emprendimiento en jurisdicción de Santa Rosa, sobre la Avenida Perón. A partir de esa puja CECLA salió a defender el negocio de los empresarios privados y a rechazar la participación estatal en el mercado.

Temas en esta nota: