Provincia reclamó por los lugares para detenidos locales en la Unidad 4

La Provincia planteó -durante el encuentro del Consejo Federal de Justicia - la necesidad de que se designen jueces federales permanentes. También se pidió por la intervención de la justicia provincial en hechos de narcotráfico.

La Pampa planteó una queja en el seno del Consejo Federal de Justicia porque no se respeta la idea original de que los pabellones construídos por nuestra provincia en la Colonia Penal (Unidad 4) sean ocupados por detenidos locales.

El planteo se hizo en el encuentro que con la presencia del ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, se realizó en el Hermitage Hotel de Mar del Plata. Fue la primera reunión del año, con funcionarios nacionales y provinciales.

El objetivo de estos encuentros, que se realizan en distintos lugares del país, es “debatir y generar políticas” para aplicar en el ámbito de la Justicia en todo el país, según promocionan sus organizadores.

Durante el cónclave se trabajó en torno a cuatro mesas de trabajo: Asuntos Penitenciarios, Política Criminal, Acceso a la Justicia y Asuntos de Derecho Privado en las que se abordaron temas vinculados al narcotráfico, el crimen organizado, la violencia de género y los derechos para las víctimas en el proceso penal; la situación del Servicio Penitenciario; la oralidad en los procesos civiles; y el proyecto del nuevo Código Penal de la Nación; entre otros.

Un detalle curioso en el caso de La Pampa es que la Provincia no estuvo representada por el ministro del área, Pablo Bensusan, sino por el responsable de Seguridad, Juan Carlos Tierno.

La Pampa quiso plantearle a Nación el tema de los cumplimientos de los convenios vigentes para el alojamiento de detenidos en las unidades carcelarias del Servicio Penitenciario Federal.

La Provincia construyó pabellones en el interior de la Colonia Penal de Santa Rosa, que originalmente estaban destinadoas exclusivamente a presos detenidos a disposición de los Tribunales provinciales.

Pero esa situación no ha sido cumplimentada y fue la base del reclamo a las autoridades de la Justicia Nacional, tanto en la reunión plenaria donde estuvo presente el subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios, Juan Bautista Mahiques, como también ante el ministro de Justicia de la Nación.

Si bien La Pampa no tiene Servicio Penitenciario Provincial, sí se habían realizado las construcciones en base a estos convenios. Paralelamente La Pampa reconoció la “actitud” demostrada desde el inicio de la gestión nacional y provincial, que permitió, entre otros aspectos, el traslado a la cárcel de Senillosa en Neuquén, donde se alojan exclusivamente los condenados por delitos contra la integridad sexual, de 42 personas detenidas y condenadas en La Pampa.

La Pampa paga los traslados de los familiares que deseen ir de visita a la provincia del sur. La delegación de nuestra provincia también señaló las dificultades en La Pampa para “la lucha contra el narcotráfico”, debido a la ausencia de jueces federales permanentes.

Ante un aumento de la venta de sustancias en menor escala, sostuvo la necesidad que las justicias provinciales puedan concretar el seguimiento de causas provenientes del narcotráfico. Garavano, al tomar conocimiento de este punto, se comprometió a abordarlo específicamente. Sobre el final de la reunión en Mar del Plata se confirmó la visita en la primera quincena de abril, de funcionarios del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación a nuestra Provincia, para debatir este tema.

Temas en esta nota: