Pidieron 15 años de cárcel para los hermanos González por el crimen de Velázquez

La fiscala María Cecilia Martiní pidió una pena de 15 años de prisión para los hermanos Lucas Samuel González y Cristian Nicolás González por la muerte de Juan Salvador Velázquez.

La sentencia se conocerá el viernes a las 12.30

La Audiencia de Juicio, conformada por los jueces Daniel Alfredo Sáez Zamora, Andrés Aníbal Olié y Carlos Alberto Besi, ya había declarado a los imputados como autores materiales y penalmente responsable del delito de homicidio simple.

Tras el juicio oral, los magistrados dieron por probado que el 29 de abril del año pasado, "en circunstancias en que Juan Salvador Velázquez y Paola Yamila Villalba caminaban por la calle Luther King, entre Medici y Avila, fueron abordados desde atrás por Lucas Samuel González y su hermano Cristian Nicolás González".

"El primero de los nombrados –dijeron los jueces– tenía en sus manos un elemento contundente (con características de un caño o palo) de unos 70 centímetros de largo, con el que golpeó fuertemente en la cabeza a Velázquez y luego en distintas partes del cuerpo, cayendo al piso y quedando inconsciente. Al mismo tiempo de la agresión, Villalba intentó interponerse para evitarla, circunstancia que fue impedida por Cristian Nicolás González, que la tomó del brazo, la apartó y la tiró al suelo. Cuando se iba a parar, la agarró de la ropa y le dijo 'vos no te metas p... de mierda, porque a vos también te vamos a matar'".

"Luego Cristian Nicolás González –agregó el tribunal– le asestó algunos cortes a Velázquez con un elemento cortante, al mismo tiempo que Lucas Samuel González continuaba golpeando a aquél, ya en tendido en el suelo".
Este lunes, la Audiencia, después de escuchar a cuatro testigos durante la audiencia de cesura, dieron paso a los alegatos para los pedidos de pena de cada una de las partes. Así, Martiní requirió 15 años de prisión para los hermanos, aunque como Lucas González ya tenía otra condena previa a un año de prisión, solicitó se unifiquen ambas y que para él se aplique una pena de 16 años de prisión.

La querella particular, que representó a los familiares de la víctima a través del abogado particular Gastón Gómez, requirió 17 años para Lucas González –con la acumulación de ese año– y 16 para Cristian González, mientras que la defensora Vanessa Ranocchia Ongaro alegó por la pena mínima de 8 años.

Temas en esta nota: