El Gobierno analiza la puesta en marcha de una “actualización trimestral”

La última reunión de los representantes gremiales y los representantes del estado en la mesa paritaria. El próximo viernes 9 continúan las negociaciones. Buscan seguir de cerca el proceso inflacionario.

El Gobierno Provincial evalúa ofrecer a los trabajadores una actualización salarial trimestral, según trascendió en la mesa paritaria provincial. La próxima reunión será el viernes 9 de marzo y allí se revelará el reclamo gremial.

Por ahora los gremios hablan de una pauta del 15% en el semestre, como lo reveló el secretario general de Luz y Fuerza La Pampa, Julio Acosta. Esto hace una proyección anual del 30% anual, por arriba de los porcentajes que el Gobierno Nacional espera para la macroeconomía de 2018.

En el año 2017, la paritaria salarial pampeana acordó un 20% con una cláusula gatillo en agosto y noviembre. No se activó en ninguno de los dos casos. Pero en esta última reunión paritaria, hubo un acuerdo para que se activara en los meses de diciembre, enero y febrero, porque la perspectiva de esos meses indicaba que el índice inflacionario superaría la pauta acordada.

Aunque esa cláusula gatillo funcionó bien, la realidad política actual es distinta a la de 2017. El gobernador Carlos Verna inauguró el período ordinario de sesiones con una fuerte crítica a la política económica del Gobierno Nacional. Además, dijo que el gobierno de Macri no logró controlar la inflación.

Más allá de la rigurosidad del análisis, las palabras de Verna resultan dañinas para el Gobierno Nacional. En la economía tiene impacto el día a día, pero además las expectativas y las evaluaciones de los actores políticos.

Pero ahora, el Gobierno pampeano sumaría otro elemento que podría disgustar directamente al gobierno de Macri: una cláusula indexatoria. Esto sería estrictamente si hay un acuerdo de un reajuste trimestral.

El Gobierno Nacional pelea con los gremios estatales nacionales y acordó con los gobernadores provinciales afines una pauta alrededor del 12 al 15% (aunque todos los analistas privados y el propio Banco Central estiman una inflación alrededor del 19 al 22%) con el objetivo de controlar una variable que incide en la inflación final: la expectativa inflacionaria.

Si Verna introduce una cláusula de reajuste trimestral, que lograría el beneplácito inmediato de los gremios estatales pampeanos, la medida lo malquistaría definitivamente con el Gobierno Nacional, una situación que a esta altura ya está jugada.

Aunque se anotaría un “poroto” puertas adentro de la provincia, dado que cumpliría a raja tabla la promesa de que el salario de los estatales pampeanos no perderá “poder adquisitivo”.

Temas en esta nota: