El gobierno contra empresarios e industriales: los trató de "llorones"

La Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA), en coincidencia con las pequeñas y medianas empresas, lanzó críticas al Gobierno por el "crecimiento de las importaciones" y la "fuerte caída en el consumo". El ministro de Producción, Francisco Cabrera, les salió duro al cruce.

"No es la UIA, son algunos empresarios de la UIA. Falta que los empresarios tengan una agenda más positiva. Seguimos discutiendo lo mismo y muchos de estos temas tienen que ver con la inversión", apuntó el ministro Cabrera desde Mendoza, donde participa de un Foro de Inversiones provincial, organizado conjuntamente por el Gobierno de Mendoza y el Consejo Empresario Mendocino.

"Tenemos una agenda positiva para mejorar la competitividad, bajar los costos. Hemos llevado adelante la reforma tributaria, bajamos aranceles de bienes de capital, simplificamos la aprobación de importación de líneas completas de producción", enumeró Cabrera en Radio Mitre.

El ministro cargó contra algunos empresarios que realizaron las críticas. "Conocemos perfectamente cuáles son los procesos de inversión, cuáles son las razones, cuál es la historia de la producción y la industria en la Argentina. Creemos que hay que tener una agenda positiva y dejarse de llorar. Hay que mirar hacia adelante, ganar nuevos mercados; hay que competir, tener mejoras de competitividad, y los precios van a bajar", afirmó Cabrera.

Ante la consulta sobre si la UIA estaba llorando, Cabrera respondió: "Algunos sí y se olvidan. Además de que lloran, nosotros somos un Gobierno que tiene las puertas siempre abiertas para discutir los temas que sean, escuchar y modificar si hay que tomar una decisión y modificarla para la mejora de la competitividad". Y agregó: "Lo que no vamos a hacer es castigar a todo el pueblo argentino para enriquecer a empresas grandes".

Además de tratarlos de "llorones", consideró que enuncian "estupideces". "Nosotros y el equipo económico somos gente que entiende cómo es el mundo de los negocios, el mundo de la inversión, el mundo del crecimiento económico, el mundo del empleo, entonces tengamos una agenda seria, adulta y donde trabajemos solucionando problemas, no en enunciar estupideces".

En otro pasaje de la entrevista repasó los logros del año pasado en su cartera. "La economía creció en 2017 el 2,9%; creció en 13 sectores de los 15 de la economía. Y estos sectores que no crecieron tienen que ver con la minería, la electricidad, gas y los servicios públicos".

Un grupo de empresarios criticó al Gobierno porque habían anunciado la baja del impuesto a los Ingresos Brutos (IB), pero en muchas provincias subió "al tope".

Ante la consulta, Cabrera contestó: "Es verdad a medias. Estoy con los empresarios, creo que Ingresos Brutos hay que bajarlo. Lo que pasó en algunas provincias es que como hubo el compromiso de bajar a cero lo que se llama Ingresos Brutos de 'extraña jurisdicción', que es cuando un producto pasaba de una provincia a otra y pagaba un arancel adicional de ese impuesto; y eso se canceló. Entonces, el total de Ingresos Brutos se bajó, pero sí se subió en algunas provincias y lo estamos revisando".

Desde Mendoza, Cabrera trazó un panorama con críticas a los textiles. "Si el sector textil dice que aumentan las importaciones, sabe que no es cierto. Las importaciones no aumentan, son el 9% del total del consumo del sector textil y es el mismo porcentaje de siempre".

Y agregó: "Además de eso saben que lo que tiene que ver con indumentaria, que es lo que duele cuando se importa, que es una camisa, una campera o un pantalón, es de alrededor de U$S 600 millones por año, y en el exterior se compraron U$S 1.500 millones, en ropa que argentinos que se fueron compraron afuera. Tiene que ver con que Argentina está en el pelotón de los países más caros en ropa. Entonces no hay que ser hipócrita".

Y sentenció: "Lo único que no puede pasar es que los argentinos sigan pagando la ropa más cara del mundo, porque terminan yéndose a comprar ropa a Miami o Chile".

Temas en esta nota: