"Negocio inmobiliario": paralizan el proceso

Vanesa González, la vecina que denunció la estafa, suspendió el reclamo en la sede municipal pero le hizo un reclamo “urgente” al intendente. La jueza Adriana Cuarzo analiza el pedido de nulidad.

Hasta que en los próximos días la jueza Adriana Cuarzo defina sobre el pedido de nulidad que hizo la vecina Vanesa González -denunciante del “negociado inmobiliario” en Toay- está paralizado el proceso, por lo que no se puede escriturar ni tomar posesión, o realizar algún otro trámite relacionado con esa propiedad.

Así lo comunicó la propia involucrada, tras la formalización de la presentación. La jueza hizo lugar  a la presentación del planteo de nulidad realizado por el abogado de la mujer, ante las irregularidades que se dieron durante el proceso.

Esa situación paraliza cualquier trámite que se esté realizando en el expediente principal iniciado por la Municipalidad de Toay, con la representación legal de la abogada Valeria Losada.

Mientras transcurren los plazos judiciales y una vez recibidas las pruebas de ambas partes, la jueza a cargo del Juzgado de Quiebras y Concursos N° 2, debe tomar una decisión.

Mientras tanto, Vanesa González continúa haciendo visible su reclamo. Aunque prefirió dejar por un tiempo su presencia en la sede municipal de Toay, solicitó de manera urgente al intendente Ariel Rojas que “recuerde el compromiso político que mantuvo” con la familia, durante la audiencia del jueves 22 de febrero, “de hacer lo necesario para que se revea el expediente judicial”.

Vanesa González y su familia agradecieron en un comunicado “las palabras de aliento de los vecinos y vecinas que se acercan a dar su apoyo” y pidieron disculpas “por las posibles molestias generadas en su cotidianidad”, ya que desde el viernes y hasta este lunes el intendente tomó la decisión de cerrar las puertas del municipio y “solamente dejar ingresar a quienes se acercaban a realizar trámites administrativos”.

Temas en esta nota: