Macri bajó línea para que su gabinete ataque a Moyano

En la reunión de Gabinete, el presidente alineó a sus ministros para confrontar con el sindicalista que propicia una marcha para el próximo 22 de febrero. 

El presidente Mauricio Macri bajó línea en la reunión de gabinete de este martes para que sus hombres ataquen al gremialista Hugo Moyano, quien renovó su perfil opositor y convocó a una marcha de protesta para el próximo 22 de febrero.

"No es un partido Macri-Moyano, es el pasado versus el futuro", se jactó Macri.

El diario del Grupo Clarín describe que el presidente sostiene una y otra vez, incluso en la intimidad, que no tiene nada personal contra el líder camionero quien, paradójicamente, lo apoyó en el último tramo de la carrera presidencial. Incluso, al igual que lo hace en público el jefe de Gabinete Marcos Peña, reconoce que durante su paso por la Ciudad pudo avanzar en muchos temas. Pero en la primera reunión de Gabinete tras su gira por Europa, el mandatario no dejó pasar la oportunidad de alinear a sus ministros en la disputa con el dirigente gremial, que convocó a una marcha contra el Gobierno para el 22 de febrero luego de que se multiplicaran las causas en su contra en los tribunales.

Macri incluye a Moyano en una larga lista de sectores que, entiende, se ven afectados por sus decisiones políticas, insiste el matutino porteño. "Los que nos obstaculizan son los que tienen privilegios. Y nos intentan debilitar porque estamos golpeando el mundo de esos privilegios", les dijo Macri a sus ministros esta mañana.

La nómina es tan diversa, según el Presidente, que también la integra el ex ministro de la Corte Suprema Eugenio Raúl Zaffaroni. "Intentan debilitarnos con críticas y algunos hasta agitan destituciones", se lamentó, en alusión al deseo que explicitó públicamente el ex magistrado de que Macri se vaya "lo antes posible" del Gobierno.

Sin embargo, para el Presidente, se trata de sectores cuyo mensaje ya no llega "a la gente de laburo". "La gente entra y sale de los temas, pero le importan otras cosas, vive por afuera de estas polémicas", lanzó. Una frase con el sello de su consultor estrella, Jaime Durán Barba.

La exposición del Presidente ante su Gabinete se dio luego de que interviniera el ministro de Trabajo Jorge Triaca y aclarara lo sucedido con su casera Sandra Heredia. Triaca, precisamente, es uno de los ministros que más relación tiene con Moyano. Tanto que fue uno de los pocos funcionarios que asistió a la inauguración del hospital de Camioneros en Caballito, días atrás.

Una escena que, dice Clarín, tras la escalada del cruce mediático con Moyano y la aclaración de hoy de Macri, resulta difícil de imaginar que se vuelva a dar. Al menos en el corto plazo.

Por las dudas, la respuesta pública al duro comunicado que emitió ayer Moyano, donde acusa a Macri de "haber perjudicado a millones de jubilados" con la reforma previsional, estuvo a cargo de Peña, quien en su rol de vocero de la reunión de Gabinete, apuntó: "(Moyano) tiene que ser consciente que es un ciudadano más y que cuando hay demandas judiciales, esa idea de victimizarse y de amenazar o de tratar de plantear que hay control político ya no va más en esta Argentina en la que todos somos iguales ante la ley".

Temas en esta nota: