A fines de marzo, LASA comienza a operar

Con Semana Santa en marcha, la ciudad de Santa Rosa recibirá el próximo 27 de marzo el primer vuelo de la empresa que comunicará con Neuquén.

La novedad la dio a conocer el gerente comercial de la firma, Luciano Álvarez, quien además precisó que la frecuencia de paso por el aeropuerto de Santa Rosa será de tres veces por semana: martes, jueves y sábados.

La firma LASA es concesionaria de cinco rutas otorgadas por la Junta Asesora de Transporte Aérea (las otras tres son Neuquén-Bariloche-Esquel-Comodoro Rivadavia-Viedma-Trelew; Mar del Plata-Trelew-Comodoro Rivadavia; Comodoro Rivadavia-Río Gallegos-Río Grande-Ushuaia-Calafate).

Los vuelos serán cubiertos con aviones de 50 plazas todos los días de la semana, entre Mar del Plata y Puerto Montt como estaciones aéreas de destino, con la particularidad de que en tres días de la semana se cambiará la plaza intermedia de Bahía Blanca por Santa Rosa. El regreso hacia Mar del Plata se producirá tocando los mismos aeropuertos intermedios.

Álvarez, en declaraciones periodísticas, recordó que hace un par de meses los directivos de LASA estuvieron reunidos con el intendente santarroseño Leandro Altolaguirre para ponerlo al tanto del inminente comienzo de las actividades.

“Está determinado que comenzamos a volar los ruteos 4 y 5 (dos de los cinco que tiene concesionados) en Semana Santa, y vamos a unir Mar del Plata, Bahía Blanca, Neuquén, Chapelco, Bariloche, Temuco y Puerto Montt los lunes, miércoles y viernes; en tanto los otros tres días de la semana (martes, jueves y sábados) se modificará el trayecto para dejar de lado Bahía Blanca y hacer escala en Santa Rosa”, dijo el directivo.

También contó que LASA S.A. está compuesta por “capitales totalmente argentinos”, que tiene su base operativa en Neuquén, cuyo gobierno prestó “colaboración” y donde se está construyendo el “hub” que será “el aeropuerto más grande de la Patagonia”.

“Vamos a comenzar a volar estos ruteos con aviones Embrear 145, nuevos, que son brasileños y tienen una capacidad de 50 plazas. Son aeronaves ágiles y seguras para climas tan hostiles como los de la Patagonia, con despegues y aterrizajes muy ágiles”, insistió.

Anticipó que “a mitad de año la empresa adquirirá cuatro aviones más para operar con conexiones con lo que sería la parte vertical de la Patagonia, tocando Neuquén, Trelew, Viedma, Comodoro Rivadavia, Ushuaia, Río Gallegos y Esquel, para pegar la vuelta. En estos casos también habrá conexiones con La Pampa”, completó.

No es “low cost”

En sus declaraciones públicas, Álvarez hizo una salvedad: “Tiene que estar claro que no somos una low cost, porque no operamos a bajo costo. Estaríamos con una tarifa un poco por arriba de una línea de micro, algo así como un 20% más. La idea es que el pampeano esté conectado con todos esos puntos de los que hemos dado cuenta, entre la costa y la montaña, con un precio ‘regular’, un poco encima de un colectivo”.

El directivo también indicó que la empresa “va a trabajar la conectividad de todo lo que es logística, con pequeñas cargas, y creemos que vamos a contribuir a darle vida al aeropuerto de Santa Rosa. También nuestra llegada será una posibilidad como fuente de trabajo en La Pampa, porque se van a tomar más de diez personas. Esperamos poder generar toda esta conectividad con pueblos cercanos, con las agencias de viaje, y darles auge a las economías regionales”.

El vuelo directo desde Neuquén arribaría a Santa Rosa alrededor de las 11:00 horas. En este contexto, cualquier usuario -por ejemplo- llegaría a Mar del Plata alrededor de las 12:30 horas. El mismo itinerario, pero de regreso, sería a las 13:35 desde la ciudad costera con arribo a Neuquén a las 15:30 horas.

Temas en esta nota: