Bonino: “pareciera que quieren convertir a Rancul en un gueto”

El subsecretario de Niñez y Adolescencia fustigó por “inconstitucional y anticonvencional” lo votado por los concejales. “Creen que la juventud tiene relación directa con la noche, el descontrol y el delito, y no tiene nada que ver”.

Juan Pablo Bonino, subsecretario de Niñez y Adolescencia de la provincia, criticó fuertemente la ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante de Rancul que dispone que los adolescentes deberán pedir autorización en la comisaría local para poder salir del pueblo.

El funcionario, en declaraciones radiales, dijo que recibió quejas de los vecinos por la restrictiva medida, a la que consideró “inconstitucional y anticonvencional”.

“Lo grave es el espíritu que encierra la norma. Es autoritaria, retrógrada y va en contra de cualquier convención vinculada a los derechos de niñez e infancia. ¿A que mente trasnochada se le ocurre que un pibe tiene que pedir autorización en una comisaría para salir de la ciudad?”, cuestionó el funcionario, quien consideró “preocupante” que los concejales ranculenses hayan “consentido y aprobado” la iniciativa y pidió que reviertan la medida.

“Aspiro a que se den cuenta del error en el que incurrieron y den marcha atrás con la ordenanza”, expresó.

“Se sigue estigmatizando a los niños y adolescentes, planteando que son el mal de nuestra sociedad, cuando en realidad hay que escucharlos, brindarles mas oportunidades y generar proyectos que los incluyan”, agregó el subsecretario.

“La normativa no tiene lógica. Creen que la juventud tiene relación directa con la noche, el descontrol y el delito, y no tiene nada que ver. Ni la mayoría de los pibes tiene conflictos con la ley penal, ni la mayoría sale a generar desorden, entonces reinstalar esta idea y pedir que pidan autorización a la comisaría para salir del pueblo... pareciera que quieren convertir a Rancul en un gueto. Falta que ahora pidan autorización para ingresar“, cerró.

La ordenanza

Los concejales de Rancul aprobaron una ordenanza que estipula que aquellos menores de edad que hayan cumplido 15 años y hasta los 17 inclusive “deberán contar con la correspondiente autorización para el ingreso a los locales nocturnos”.

Esa autorización, expedida por el Departamento de Tránsito e Inspecciones Generales, será a través de un carnet que será válido hasta que cumplan 18 años, pero con el detalle de que quienes viajen a otros pueblos deberán realizar estos permisos en la comisaría local.

“Ambas autorizaciones se extenderán de forma gratuita y los padres autorizantes deberán certificar sus firmas en el juzgado de paz o en la comisaría departamental de Rancul”, completa la reglamentación.

Temas en esta nota: