Denunció que la entregaron por droga a los 16 años

La mujer contó que esa noche, que consumió cocaína por primera vez, la violaron. Era virgen y tenía 16 años.

Después de 20 años decidió dar un paso riesgoso: denunciar ante la Justicia una violación de la que fue víctima cuando alguien la entregó por droga. Y otra violación, hace cinco años, mientras estaba con un grupo de amigos.

Hubo un detonante para animarse a la denuncia: aquel a quien acusa de ser su entregador (quien hoy tiene 45 años) protagonizó un hecho policial hace unos meses, cuando una novia adolescente se suicidó en el hotel en que pasaron la noche.

María Victoria “Mavi” González Torales (36, cocinera freelance) denunció ante la Fiscalía a dos artistas santarroseños, Nicolás “Rata” Audisio y Mauricio Tolosa. Se trata de dos hechos diferentes. Pidió que la nota saliera con su nombre y foto: “Yo no tengo nada que esconder”.

“Audisio me entrega a los 16 años. Era finales del verano. Había sido el cumple de 15 de la hermana de una amiga. Recuerdo la ropa, no hacía frío”, dijo.

“Básicamente, hacía poco que lo conocía. Había empezado a fumar porro, pero quiero separarlo de todo esto porque es difícil contarlo... Lo que quiero decir es el contexto y la edad que tenía”, dijo Mavi González.

“En un momento me invita a fumar un porro. Salimos del Jockey. Y le aviso a mi amiga (ahora no lo somos por todo esto). Había un Dodge 1500 verde, donde estaba Fabricio, un chico de gorra que tocaba con los ‘Doble Gota’. Estaba peinando cocaína en un CD y se molestó cuando me vio”, contó.

“Yo dije ‘esto no es porro’. Pero él me dijo y me acuerdo esta frase: ‘Papá te da la papa”. Inhalé bastante. Era la primera vez que consumía cocaína”, dijo Mavi, quien también publicó un dibujo en su Facebook de aquella noche maldita.

“Este chico, Fabricio, se fue. Hoy entiendo que estaba enojado porque una nena estaba en eso”, agregó.

“Cuando llega mi amiga, ella probó. Nos quedamos sin cocaína. Y fuimos a buscar el auto del ‘Rata’, que tenía un Ford Fiesta azul. Y fuimos a buscar cigarrillos. Después fuimos a la calle Palacios al fondo, al fondo, al fondo. No recuerdo la casa. Nos atiende un tipo pelado, alto, llamado Oscar”, recordó.

“Este tipo nos convida algo para tomar. Yo no estaba alcoholizada, pero tal vez tenía el efecto de la cocaína que consumí o algo en la bebida. Y se me bajó la presión, a mí siempre se me bajaba la presión. Pedí pasar al baño. Estuve un rato largo, pero nadie vino”, dijo la mujer en su denuncia.

“Cuando salí, el Rata y mi amiga se habían ido. Y había un colchón, que antes no estaba. Ahí me di cuenta que se podría todo. Entonces le pregunto por ellos (el Rata y su amiga) y me dijo que fueron a comprar cigarrillos: era imposible porque nosotros veníamos de comprar cigarrillos”, dijo.

“Ahí le dije que me iba a mi casa. Yo no le demostré miedo. Cuando quise irme me dijo que yo estaba ahí para algo, que tenía que cumplir. Le pedí que no me lastimara. No opuse mayor resistencia porque no quería volver a mi casa golpeada y violada. El tipo me tiró sobre el colchón y me violó, no una, sino varias veces. Yo era virgen”, contó con la voz entrecortada Mavi González.

En un momento alguien golpea fuertemente la puerta. “Hay una discusión con esta persona que estaba muy enojada. Oscar vuelve y sale con un revólver. Yo, que estaba vestida porque nunca me desnudé, salí corriendo porque vi que tenía que arreglar algo. Empecé a correr, a correr por la Palacios. Llegué a la Circunvalación. Apareció este Oscar en una moto. Yo le decía que me quería ir. No se violentó, me decía que me quería llevar. Finalmente me subí y me dejó cerca de casa”, relató.

Aunque su amiga se puso de novia con el “Rata” Audisio, Mavi se apartó de ese grupo. “Ella estaba en otro ambiente, en los recitales”, contó. Pero en el año 2011 se reencontró con su amiga y con Audisio, a quien le recriminó lo que hizo. Él juraba y juraba que no se acordaba. Y me pedía perdón, que ‘cómo te voy a hacer algo así’: yo lo perdoné y no quería hablar más del tema”, dijo.

Otra vez

“Pero cuando me ocurre el segundo hecho de violación, el Rata estaba”, aseguró Mavi González al ser preguntada de cómo siguió esa relación.

Fue en el año 2012, según consignó en la denuncia. Después de una noche de calor y alcohol, estaban en la madrugada en una casa quinta que ella cuidaba junto con su prima y otro amigo. “Vino el Rata y Mauricio Tolosa, con quien nos juntábamos a cantar, a experimentar con voces. Los llamamos porque ellos pasaban música”, contó la mujer.

“Mi prima se fue. Estuvimos bailando, divirtiéndonos con la pileta, el calor. Tomamos mucho alcohol. En un momento me sacaron el corpiño de la malla. Me decían ‘liberate’. Estuve un rato sin el corpiño, pero después me lo puse”, dijo.

La diversión siguió por horas, hasta los primeros rayos del día.

“Como iba para largo, y no se iban, yo les dije que me iba a dormir. Que si ellos querían, se iban a la cama matrimonial y yo me iba con mi amigo (quien era homosexual) a otra habitación. Me acosté y quebré”, dijo.

“Pero en un momento me despierto y siento a alguien encima. Pensé, por unos segundos, que era mi pareja. Me estaba penetrando. Y cuando me di cuenta, lo vi a Mauricio (Tolosa), empecé a forcejear. Me apoya la cabeza contra la almohada y sigue. Hice mucha fuerza con las piernas y me lo saqué de encima”, contó.

“Lo miré a los ojos y supe que no iba a parar. Empecé a correr, a correr. Y grité. Salí del lugar y le dije a mi amigo que me habían violado”, dijo la mujer.

“Hice la denuncia porque quiero terminar el año sin esto encima, quiero brindar por un nuevo año”, afirmó mordiéndose los labios para frenar las lágrimas.

“Hace poco me entero que se suicida una nena de 19 años y que era novia del ‘Rata’. La pasé muy mal esos días. Y decidí pedir ayuda, hablar con mi vieja y pedir ayuda”, dijo. “Lo hago para que se termine, por otras pibas, para no ir a un recital y sentirme mal en los bares, donde me los cruzo. No quiero estar más incómoda, que ellos estén incómodos. Y que tal vez quieran rehabilitarse”, concluyó.

Temas en esta nota: