Retiraron las mangueras y la bomba de Vaca Muerta

El director de Gobierno, Relaciones Institucionales y Comisiones Vecinales, Fernando Julián Pina, confirmó que entre este miércoles y jueves se realizaró el operativo para desmantelar el sistema de mangueras y retirar la bomba que se trajo de Vaca Muerta para desagotar la laguna Don Tomás y aliviar la emergencia de las inundaciones en la ciudad.

bomba

La bomba comenzó a funcionar el 19 de abril de este año y estuvo activa casi nueve meses. El funcionario indicó que en el operativo se coordinarán los trabajos con el área de Tránsito porque, además de desarmar las mangueras, hay que levantar los puentes que se colocaron sobre Circunvalación.

La bomba pesa 7 toneladas. La empresa propietaria manda a la ciudad una grúa especial para trasladarla. Es una Godwin Dri-Prime HL250M con capacidad para bombear 1.100.000 litros por hora. El equipo está integrado por mangueras de alta presión. En un principio se la alquiló por cuatro meses, pero luego el contrato se extendió por el período de lluvias importantes y porque no se había alejado aún la posibilidad de otra inundación de los barrios más bajos.

“Hoy los cuencos están prácticamente vacíos. Eso nos da seguridad, por suerte no la vamos a seguir utilizando a esta bomba. Independientemente de eso, en el marco del plan de mitigación está prevista la instalación de otra bomba eléctrica, que ya está en camino. Es un sistema fijo y la instalación llevará tiempo porque hay que hacer una bajada de electricidad”, explicó Pina en declaraciones al canal de la CPE. “Sumado a las dos bombas eléctricas que ya están, va a permitir bajar la laguna entre tres o cuatro centímetros por día, más o menos la misma capacidad que la bomba de Vaca Muerta”, indicó.

manguera1

El funcionario indicó que mantener en funcionamiento la bomba durante nueves meses consumió un presupuesto de “un millón y monedas” por mes en combustible. A eso hay que sumar el precio de alquiler, 55 mil dólares mensuales. Pina aclaró que en un primer momento consumía 90 litros de gasoil premium por hora pero luego se fue bajando el consumo. “Los números finales los vamos a tener cuando hagamos el balance. También está la seguridad las 24 horas, había gente por seguridad y para avisar inmediatamente si había algún desperfecto”, señaló.

La decisión de alquilar la bomba se tomó ante una emergencia extrema de la ciudad y la necesidad de desagotar la laguna Don Tomás. El intendente Leandro Altolaguirre llegó a advertir, en el peor momento de la inundación de marzo, que si se venían “abajo los terraplenes" que contienen el agua de los cuencos superiores de la laguna "el agua llega hasta la Plaza San Martín". La bomba y las mangueras evacuaron agua hacia el Bajo Giuliani.

Temas en esta nota: