Maldonado denunció penalmente a Calamari

Lo acusa de “asociación ilícita”, “desbaratamiento de derechos acordados”, “defraudación” y “prevaricato” con concurso con el delito de “estafa procesal”.

Finalmente, luego del reclamo que le hizo en forma pública, el “revendedor de harina” Héctor Horacio Maldonado realizó el pasado 21 de diciembre una denuncia penal contra el empresario Miguel Calamari, luego de que este le incumpliera la supuesta compra de cuatro vehículos durante el mes de junio de 2015.

La presentación de la denuncia, según la documentación que mostró Maldonado en la Redacción de este diario, la hizo ante el Ministerio Público Fiscal y lo acusa de “asociación ilícita”, “desbaratamiento de derechos acordados”, “defraudación” y “prevaricato” con concurso con el delito de “estafa procesal”.

“Tengo los boletos, tengo los recibos auténticos y el contrato firmado por Miguel Calamari... si yo estoy flojito de papeles como dicen ellos, que queda para los otros (sic)”, destacó Maldonado.

“Calamari quiere llegar a un acuerdo mediante plata, yo quiero los cuatro autos que me corresponden”, añadió.

- ¿Qué pasa si, como decidió el síndico, ahora el juez también le da la razón y le dice que le corresponden los 750.000 pesos?, le consultó El Diario.
- Yo voy a seguir con la demanda... tengo todo lo que da cualquier agencia para este tipo de casos cuando comprás un auto.

“Incidente de revisión”

La semana pasada, Maldonado -acompañado de su abogado bonaerense Alejandro Sánchez Kalbermatten- explicó que en el mes de junio de 2015, con cheques fechados al mes de enero de 2016, le compró a Calamari un total de cuatro autos: dos Renault Sandero, una Renault Duster y un Renault Logan.
Precisó que, a valores reales, la operación se hizo por 674.000 pesos. “La idea era poner una concesionaria chiquita a partir de febrero (de 2016)”, dijo Maldonado.

Como ya se sabe, la reconocida concesionaria Calamari S.A. se presentó en concurso de acreedores en el mes de noviembre de 2015. “Mi cliente se presentó a verificar la deuda y a partir de ahí lo empezaron a pelotear”, destacó Kalbermatten.

En realidad, de acuerdo a lo que pudo saber El Diario, Maldonado habría intentado ingresar al concurso que abrió la concesionaria, pero no lo aceptaron.

En una segunda oportunidad, el “revendedor de harina” planteó -a través de su abogado- un “incidente de revisión”, donde consiguió que el síndico le diera la razón, y además este recomendó que le corresponden 750.000 pesos como indemnización final.

“Nosotros nunca le negamos la deuda a este señor, pero le planteamos que si la Justicia le verifica el crédito que tiene, que en una oportunidad ya se lo rechazó, le vamos a pagar como al resto de los acreedores porque justamente hoy (por el pasado martes 19 de diciembre) nos homologaron el concurso”, destacó Agustín Calamari -quien actualmente se encuentra al frente de la firma- ante una consulta de este diario.
Ahora la sentencia final está en manos del juez del concurso, que puede coincidir o no con lo definido por el síndico. Está previsto que esa definición ocurra el próximo 29 de diciembre. En el medio, Maldonado decidió presentar la denuncia penal en cuestión.

Temas en esta nota: