Escándalo a la salida de clases: detienen a un alumno golpeado por un padre

La policía detuvo al padre de un alumno que golpeó a otro. Pero también demoró, tiró al piso y golpeó al menor de edad que había sido atacado.

Un grupo de policías golpeó y detuvo este jueves al mediodía a un alumno del colegio secundario de la Epet que había sido agredido por el padre de otro alumno del colegio Peralbo, a la salida de clases. Los docentes habían llamado a los uniformados para prevenir una pelea entre los dos chicos. Los policías terminaron increpando a los profesores y compañeros del menor detenido.

pibito policias 2

El Peralbo y el colegio de la EPET comparten el mismo edificio. La salida de los alumnos está a 50 metros de distancia. Los directivos del colegio de la EPET convocaron a los policías, a través del 101, para prervenir una pelea callejera, algo que suele ocurrir cuando hay diferencia entre los alumnos de ambas instituciones.

Un oficial se hizo presente en el colegio a las 12.10 y les dijo a los docentes que en la esquina había un grupito de chicos pero que aparentemente estaban tranquilos y no con actitud beligerante. Sin embargo, a los cinco minutos se produjo un revuelo en la esquina de O’higgins y Luro, algunos profesores salieron y fueron testigos de que el padre de un alumno del Peralbo golpeó al chico de 15 años de la EPET. Según los chicos, el adolescente atacado, se defendió. 

pibito policias 4

En principio, los compañeros dijeron que el alumno agredido se había ido del lugar. Los policías detuvieron al agresor y lo subieron al patrullero. En el tumulto, alguno de los alumnos dijo que el chico estaba enfrente, en la vereda de la concesionaria Calamari.

Según reconstruyeron los testigos consultados por El Diario, los policías se cruzaron y lo detuvieron. Como el chico intentó resistirse, en estado de nervios, entre seis policías “lo tiraron al piso y le pegaron patadas en el suelo, también le retorcieron los brazos para esposarlo”, según contó un profesor de la institución. “No fue adecuada la forma de actuar de los policías”, aseguró otro.

La detención del adolescente se convirtió en un disturbio mayor. Por unos minutos se cortó el tránsito de la Luro. Algunos de los compañeros de la EPET se solidarizaron con él chico y repudiaron el procedimiento policial. Cuando lo subieron al patrullero, desesperado, rompió uno de los vidrios de la ventanilla de la puerta trasera, de una patada.

pibito policias 3

Los policías tomaron datos de los docentes que salieron de la escuela para intentar mediar y calmar los ánimos del resto de los estudiantes que se congregó en el lugar. Algunos profesores trataron de disuadir a los agentes de la detención del menor. "¿Vos sos docente? Das vergüenza", increpó uno de los oficiales a un docente. Otros uniformados les reclamaron a los gritos que no filmaran ni sacaran fotos.

La situación se produjo a una hora pico. Ocurrió frente a la concesionaria de Calamari. Algunos de los empleados que salieron a la vereda para curiosear, pidieron a los gritos que los policías “cagaron a palos” al menor.

Al menor detenido lo trasladaron a la Seccional Séptima. El director del secundario de la EPET, Jorge Mario, fue a hacer la denuncia policial después del hecho. Desde el colegio avisaron al padre del menor lo que había sucedido. Según contaron, el menor no tenía antecedentes de peleas callejeras a la salida de la escuela.

 

Temas en esta nota: