Médicos solidarios: “La consigna es devolver algo de lo que la comunidad nos dio”

Eduardo Gáspari estuvo en Pico contando la experiencia. La labor solidaria la realizan sin solicitarle nada al Estado. Los vecinos son quienes colaboran con la iniciativa, cono un hombre de 90 años que les regaló 10 cubiertas para el colectivo.

General Pico (Agencia) ­ Ayer disertó en Pico, para jóvenes de estudiantes secundarios, un grupo de médicos marplatenses que desde hace 8 años realiza viajes al Impenetrable de Chaco, donde concurren ­a pedido de otro profesional- para atender las necesidades de comunidades desprovistas de cuestiones básicas. Lo hacen sin pedir nada al Estado, con esfuerzo propio y la ayuda de mucha otra gente solidaria, para brindar soluciones que en las ciudades están al alcance de la mano y en esos lugares le cambian la vida a la gente.

La actividad que tuvo lugar ayer en Medano fue organizada la Dirección de Juventud, a modo de cierre de año de los programas “Foros Juveniles” y “Cadena de Favores”, con el objetivo de promocionar la solidaridad en los chicos.

Eduardo Gáspari, es un médico oftalmólogo de Mar del Plata, que hace ya varios años comenzó a viajar al Chaco junto a otro médico amigo. Con el paso del tiempo fue contagiando a otros profesionales y así formó “Amigos Solidarios por la Salud”. Todos los meses viajan a distintos lugares del Impenetrable y también atienen en zonas periféricas de la ciudad balnearia.

En diálogo con los medios locales, Gáspari explicó que “hace 8 años empezamos a viajar a los lugares donde se nos necesite, somos un grupo de médicos, odontólogos, protesistas dentales, hay de todo, y vamos a lugares donde haya un médico o comunidades que así lo requieran”.

Las necesidades detectadas en el Chaco pusieron allí el foco como para volver una y otra vez. “Vamos al lugar donde haya algún médico que requiera nuestro trabajo y eso es muy lindo, porque vamos hacer lo que sabemos, lo que nos formamos, con una consigna que todos los que vamos tenemos la suerte de trabajar en lo que nos gusta”, indicó.

Y destacó “la mayoría somos producto de la educación pública, entonces la consigna es tratar de devolver algo de lo que la comunidad nos dio a nosotros. Ese es el concepto básico”.

Agua, salud, educación

El oftalmólogo resumió que en el Impenetrable “hay necesidad y es algo que realmente no se puede expresar con palabras”. Y graficó “el doctor Favaloro siempre decía ‘agua, salud y educación’, y ahí no tienen agua, no tienen salud, y por ende la educación es muy difícil de poder lograr”.

Explicó también que en la zona “hay un médico clínico que da toda la vuelta, pero no hay médicos en la zona porque es muy difícil que un odontólogo vaya a trabajar en esa situación”.
Recordó en tal sentido “hace dos meses fuimos a un lugar que se llama Espinillo, donde hay un médico que hacía un mes que estaba de guardia, un mes viviendo ahí. Cuando nos fuimos se puso a llorar, porque lo que habíamos hecho en los cinco días que estuvimos ahí”.

Puntualizó al respecto “los 4 oculistas que fuimos atendimos a 820 personas, los 2 odontólogos hicieron 130 extracciones, el grupo de protesistas dentales hizo 70 prótesis. O sea, había 70 personas que no tenían dientes, más de 800 personas que no podían leer, cosas tontas, no hablamos de grandes problemas sanitarios, hablamos de enfermedades comunes que nosotros en Pico o Mar del Plata las solucionamos muy fácil, pero ellos ahí no tienen acceso a eso”.

Y agregó “había muchas personas que yo vi que estaban ciegas por cataratas, en el siglo XXI, ciegos por una operación que no te digo que es fácil, pero que se puede hacer, y había más de 30 personas que estaban ciegas. Por eso conseguimos el permiso del Ministerio de Salud del Chaco, nos dieron un lugar para operar, y hubo 36 personas que volvieron a ver”.

Ejemplo

Consultado por la expectativa que tenían con la charla a los estudiantes píquense, Gáspari señaló “tenemos que contagiar desde el ejemplo, nosotros no somos docente, somos profesionales de la salud que nacimos para eso y tenemos que tratar de transmitir con el ejemplo. Siempre decimos que somos un grupo apolítico, amediático, aeconómico, no tenemos bandería de ningún tipo, lo que queremos hacer es nuestro trabajo y devolver algo a la sociedad que nos formó, porque somos producto de la educación pública”.

Y remarcó “hay que demostrarle a los chicos que no se olviden que uno puede triunfar desde el punto de vista profesional y económico, pero no te tenés que olvidar de donde viniste. A veces uno se olvida del medio y el medio donde nacés te soluciona todo, entonces, uno tiene que pensar que tiene que hacer algo por esa persona que no tiene la posibilidad que vos tuviste”.

Y observó que la labor que hacen desde Mar del Plata “es replicable, no necesitas irte al Chaco, lo importante que los profesionales se junten, hagan un grupo”.

Consultado por cómo financian la labor solidaria, el médico indicó “hablando, nosotros no le pedimos nada al Estado porque consideramos que es un aporte nuestro y hay mucha gente solidaria que nos acompaña, y hacemos eventos para juntar la plata del gasoil, y queríamos tener un colectivo propio y entre todos compramos un colectivo”.

Y agregó “hay mucha gente solidaria y en Mar del Plata, nos conoce mucha gente. Hace poco un paciente me preguntó qué necesitaba y le dije que teníamos que cambiar las gomas del colectivo. Me dijo que de 1 a 10 las que quisiera, y ese señor, que está bien económicamente, compró las 10 cubiertas. Ese señor también va al Chaco, y tiene 90 años. Nunca le vamos a pedir al Estado, es la gente la que nos ayuda”, concluyó.

Temas en esta nota: