El Club Penales frenó un pedido de remate

El juez Claudio Soto había ordenado el remate de la sede del club, a partir de una demanda del abogado Román Fiorucci, quien reclamaba el pago de honorarios por una sentencia del año 2001.

Sin embargo, la dirigencia de la institución habría logrado un principio de acuerdo para frenar esa medida dispuesta para el próximo miércoles.

José Clemente, presidente del club, le explicó a El Diario que la situación viene de arrastre por una denuncia a mediados de la década del ’90. “Por el año ’97 o ’98 la dirigencia de ese momento le hizo un juicio a un señor Rodríguez, a quien le habían comprado los terrenos donde estaba la cancha de bochas. Este hombre decía que no le habían pagado, pero las canchas se remataron y ya no son nuestras. Esa contrademanda salió con sentencia desfavorable al club, que tenía que pagar los honorarios del abogado de Rodríguez”, detalló.

La actual dirigencia fue notificada recién en marzo de este año del reclamo de Fiorucci, que dieciséis años después la intima a pagar una suma de alrededor de 300.000 pesos. “Le hicimos dos propuestas: la primera dijo que no y la segunda ni la contestó”, contó Clemente.

Tras eso, vino el edicto donde se pide el remate de la sede. Luego se volvieron a reunir con Fiorucci y ahora habría un principio de acuerdo. “Hay voluntad de arreglo, él se comprometió a levantar el embargo una vez que firmemos el convenio. Hoy (por ayer) se presentaba ante el juez Soto para pedir la suspensión del remate”, agregó el dirigente.

Ese arreglo implica un enorme esfuerzo para la dirigencia de Penales, ya que pagaría una parte en efectivo y el resto en cuotas de entre 8.000 y 10.000 pesos. “Teníamos las cosas ordenadas y esto genera un desbarajuste total. Así que Gobierno o diputados, cualquiera que quiera aportar, serán bienvenidos. Porque desde nuestras arcas será muy difícil”, se lamentó Clemente.

Hay otra cosa que molesta a la gente del club y es que en el edicto dicen que la sede está “sin movimiento”. “Eso es totalmente erróneo, una locura. Tenemos fútbol femenino y masculino, hay talleres de folclore, ayer presentamos la esgrima... Dice que el cantinero no tiene contrato pero en realidad lo tiene. Hay muchos errores en la publicación”, aseguró el presidente.

Clemente lamenta una situación así en una institución que se ha levantado con mucho esfuerzo, tanto de dirigentes como de socios y allegados. “Es algo que nos excede porque viene de arrastre, no es nuestro”, dice sin querer nombrar a los dirigentes que estaban en aquel momento, y completa: “Acá en el club se está trabajando todos los días, son muchas horas que le ponemos y duele que digan que no está en movimiento”.

Temas en esta nota: