Verna firmó convenio con arquitectos

Con la doble intención de que profesionales pampeanos tengan trabajo y que, a su vez, elaboren las obras adecuadas a las condiciones climáticas y demás, el Ministerio de Obras y Servicios Públicos firmó un convenio con el Colegio de Arquitectos de La Pampa para que elabore el anteproyecto para la construcción del edificio Judicial en General Pico.

El gobernador Carlos Verna presidió el acto, que se llevó a cabo en su despacho este miércoles, con la presencia del ministro Julio Bargero, el subsecretario Juan Carlos Guzmán, el presidente del Colegio, Marcial De La Mata, el vice Rubén Wiggenhauser, el tesorero Víctor Rodríguez y el Secretario de Interior, Marcos Jaip, entre otros representantes de los arquitectos.

El proceso puesto en marcha con la firma tendrá una duración de seis meses. Luego, al ganador se le requerirá la documentación que certifique se encuentra en condiciones de hacer la obra y que elabore el proyecto para, a principios de 2019, llevar adelante la licitación.

verna 2

Guzmán explicó que el edificio se emplazará en la avenida San Martín, entre 37 y 39 (detrás de la Terminal de Omnibus), que prevee la instalación de dependencias de los fueros Penal y Civil, Fiscalías, policías, alcaidias, con sus respectivas playas de estacionamiento, y bibliotecas, además de los auditorios. También albergará a oficinas de entidades afines, como la Caja Forense, Rentas de la Provincia, o el Colegio de Abogados y Magistrados, por ejemplo.

Con una superficie de 12.000 metros cuadrados, el edificio “está proyectado para 20 o 30 años y viene a suplir necesidades, porque el actual ya quedó chico, y hay 10 ó 12 edificios que están alquilados para depósitos. Es un problema funcional que se resolverá con esto, tal como había prometido el Gobernador”, explicó Guzmán quien valoró que la intermediación del Colegio de Arquitectos abre la puerta para que se presenten una mayor cantidad de proyectos porque “dan la posibilidad de elegir entre muchos y se saca la excelencia”.

De La Mata, por su parte, resaltó que la participación de profesionales locales, además de las laborales, ofrece ventajas comparativas, ya que por ser habitantes de la provincia conocen del clima y las variaciones meteorológicas de “primera mano”, lo que permite que construyan obras más sustentables y por ende, más baratas.

“A veces no se tienen muy en cuenta los factores de uso y eso genera que después tengas que tener adecuaciones muy costosas. Por ejemplo, el Edificio Judicial de Santa Rosa tiene instalaciones muy grandes, de características especiales, un subsuelo con problemas de napas freáticas, una piel de vidrio que es difícil de climatizar en La Pampa… La idea es que este nuevo edificio no repita esos errores", indicó.

Temas en esta nota: