“Seis de cada diez argentinos no está de acuerdo”

El secretario genral de la CGT local, Luis Faggiani, cuestionó que Macri haya puesto bajo la lupa a las obras sociales. “Las quieren demonizar para luego trasladar a los privados un gran negocio, como es el de la salud”, advirtió.

El secretario general de la CGT local, Luis Faggiani, afirmó que “seis de cada diez argentinos no está de acuerdo” con el rumbo del gobierno nacional y los anuncios de ajustes que hizo el pasado lunes. “Ganó las elecciones pero no es un cheque en blanco”, consideró el sindicalista.

Faggiani manifestó su preocupación por el paquete de medidas que anunció el presidente. “Me parece que por ahora es toda una cuestión llena de generalidades. El discurso parece más de una jornada de motivación que otra cosa. No tuvo cuestiones concretas. Si trazó líneas generales, pero la realidad es que en lo concreto no sabemos qué es lo que quieren discutir”, indicó.

“Sí nos preocupan algunas cuestiones llamativas -aclaró-, como que en las jubilaciones hay que cambiar el método de actualización. Desde la CGT ya habíamos expresado que había que otorgarle un incremento de emergencia. No solo no se lo damos si no que le vamos a modificar el método bajando un 12% lo que se van a aumentar el año que viene. Se ajusta con los más necesitados”.

Además, el gremialista alertó que “se nos habla de combatir a la pobreza pero mientras tanto una enorme cantidad de jubilados se le va a achicar la jubilación. Eso para nosotros es de muchísima preocupación. Por el otro lado se habla de que hay muchos sindicatos. Esto es una cuestión que responde únicamente a los trabajadores. No tiene por qué el estado meterse en la decisión de de los trabajadores de agremiarse en uno y otro lugar. Es una decisión que corresponde a los trabajadores. Tendrá que regular el estado a través de una ley, pero se está metiendo en cosas que no se tiene que meter”.

Faggiani también cuestionó que Macri haya puesto bajo la lupa a las obras sociales. “Desde los sindicatos, históricamente, hemos trabajado permanentemente tratando de resolver las cuestiones a nuestros afiliados. Nos preocupa que se quiera demonizar la existencia de obras sociales para luego trasladarle a los privados un gran negocio, como es el de la salud. Es detrás de lo que van. De hecho estamos viendo un aumento de las prepagas hoy”, explicó.

-¿El resultado electoral permiten a Macri avanzar en ese sentido? -se le consultó.
-A mí me parece que, en realidad, el resultado electoral refleja lo mismo que la elección antes del ballotaje. Antes sacó sacó el 39 y ahora 41. Me parece que la elección no significa que se la haya dado un cheque en blanco. Significa que ganó las elecciones, sin dudas, porque sacó más votos que el segundo. Pero seis de cada diez argentinos le dijo que no está de acuerdo con esto. De lo contrario hubiera sacado más del 50 por ciento.

Tenemos que hacer un análisis real. Lo que la sociedad le dijo es que tienen que conversar. No significa que tengamos que estar pensando en cómo lo volteamos al gobierno. Tiene que gobernar durante cuatro años para toda la Argentina y nosotros tenemos que ser consecuentes con las necesidades de los representados. Y trabajar sentados en una mesa para tratar de resolver los problemas de la gente.
Los sindicatos han dado muestra permanente de la necesidad de dialogar. Creemos que ante cada circunstancia hay que sentarse y conversar. En el caso de la modificación del cálculo de la jubilación ya expresamos nuestra oposición. La vamos a hacer en lo público y en todo ámbito donde tengamos la oportunidad. Lo van a tener que hacer a través del congreso. Y ahí iremos a expresar que estamos en contra de la metodología que propone el gobierno. Creemos que no se pueden discutir los convenios colectivos a la baja. Hay un compromiso de no modificar ni la Ley de Asociaciones Sindicales ni la ley de Contrato de Trabajo. Hay que sentarse en la mesa y conversar. Y cuando tengamos que decir no, lo diremos, y cuando haya que hacer medidas de fuerza, la haremos de acuerdo a las circunstancias. Por lo pronto, creemos que el diálogo es el camino para resolver los problemas.