Altolaguirre dice que la UCR tendrá candidato a gobernador en 2019

El presidente de la UCR no se arrepiente de haber instado a llevar a su partido a la alianza Cambiemos. Admitió un “mea culpa” por dividir esfuerzos en la interna y facilitar que Maquieyra encabezara la lista. Aclaró que Mac Allister tendrá un competidor para 2019.

El presidente de la UCR, Hipólito Altolaguirre, aclaró que su partido pondrá en la cancha un candidato a gobernador para 2019 e hizo un mea culpa porque esa fuerza partidaria se dividió con dos precandidatos a diputados nacionales en las PASO de agosto y terminó, con el resultado de las elecciones generales de la semana pasada, quedando afuera de las tres bancas que se ponían en juego.
El dirigente radical no se mostró arrepentido aunque, de todos modos, ensayó un “mea culpa” porque la UCR llevó dos precandidatos, Martín Berhongaray y Francisco Torroba, y facilitó con esa dispersión el triunfo en la interna del alfil del macrismo, Martín Maquieyra, el joven que encabezó la lista de Cambiemos y logró la reelección en su banca en los comicios del 22 de octubre.

Altolaguirre salió al cruce de la interpretación política de que, con los resultados electorales puestos, el secretario de Deportes de la Nación, Carlos Javier Mac Allister, quedó firmamente posicionado como el virtual candidato a gobernador de Cambiemos en 2019. El propio exfutbolista lo sugirió en los discursos del domingo de elecciones, en el bunker de esa alianza en Santa Rosa, adonde se acercaron los dirigentes del radicalismo.

El presidente de la UCR cuestionó a quienes criticaron la alianza después del resultado del domingo. “No fue una estrategia fijada ni por Leandro (Altolaguirre) ni por mi, sino por la convención provincial, donde estaban representadas todas las localidades de la provincia”, dijo en declaraciones radiales. También recordó que “en la convención solo hubo tres convencionales que se opusieron a integrar el Frente Cambiemos, uno de General Pico y dos de Bernardo Larroude. El resto acompañó la decisión y la estrategia partidaria de formar un gran frente en el cual buscáramos integrar a todos los partidos opositores”.

Los intendentes radicales de Mirasol, Emilio Soncini, y de Embajador Martini, Ariel Boggino, habían cuestionado a los hermanos Altolaguirre en la primera evaluación de la elección, todavía en caliente y con el resultado de que la candidata radical, Gloria Cazanave, apenas por 76 votos, se quedó afuera del Congreso. Recordaron que desde el gobierno nacional habían promovido un entendimiento con un radical encabezando la boleta, Torroba,  y eso fue rechazado. "Los Altolaguirre hicieron mierda el partido", dijo el jefe comunal de Mirasol.

Según "Poli" Altolaguirre, la decisión “fue acertada” a pesar de la ajustada derrota. “Fue el primer paso para ganar la provincia de La Pampa en el 2019. Demostramos que si estamos todos juntos vamos a poder lograr la alternancia, vamos a poder demostrar que se puede gobernar distinto. Los pampeanos están pidiendo un cambio, hay que ver que el 45% de los pampeanos apoyó este frente que integramos la Unión Cívica Radical, Propuesta Federal, el MID, el MoFePa”, comparó.

De todos modos, el dirigente radical admitió que en el partido deberán hacer un “mea culpa” y, de esa forma, “buscar los mecanismos institucionales para que la próxima vez no nos pase de tener dos opciones, como fue en este caso Martín Berhongaray y Francisco Torroba, que dentro del frente sacaron el 60% de los votos, que por el hecho de ir divididos terminó ganando Martín Maquieyra”. “Son las reglas de juego, son las reglas de la democracia”, indicó.

“Yo llegué a la presidencia del partido luego de un proceso interno, aclarando que nosotros no queríamos más la dedocracia, que queremos la participación de los afiliados. Defendiendo y reivindicando los principios de la Unión Cívica Radical, y entre ellos está la democracia, es participar y no elegir a alguien a dedo y menos si viene impuesto desde Buenos Aires, así que por lo menos en lo personal no me arrepiento de nada. Creo que hay que continuar en ese mecanismo”, subrayó.

“Yo pertenezco a un espacio que se llama Renovación, que iniciamos con Leandro Altolaguirre en el cual toda la gente que fue ingresando es toda gente que nunca había participado, nunca había ocupado cargos directivos. Seguimos en ese camino y vamos a seguir dando la batalla interna y la batalla hacia fuera. En 20019 la UCR va a poner un candidato a gobernador y ahí veremos si toda esta estraegia fue acertada”, concluyó.