Boliche en Surprise: tomarían una decisión el martes próximo

Los concejales debatieron el pedido de excepción al que se oponen los vecinos. Adelantaron que en una semana habría una resolución.

Los concejales santaroseños debatieron en comisión este martes el pedido de habilitación para un boliche bailable en el local Surprise, que funciona como salón de fiestas, en la intersección de Avenida de Circunvalación y Ruta 35. El tema podría tener resolución el martes próximo, según se informó.

Los concejales del oficialismo estarían dispuestos a facilitar una excepción al Código Urbanístico. “Ese lugar ya está habilitado para poner un pub. Un boliche solo es un 20 o 30% más de público”, le dijo el fin de semana a El Diario el concejal del FrePam Marcos Cuelle.

El pedido fue presentado por el empresario Lorenzo Martín. El jueves de la semana pasada, un vecino de la zona, Leandro Evangelista, dueño de un alojamiento turístico, advirtió que si habilitan el boliche demandará al municipio por daños y perjuicios porque, según alegó, lo obligarán a cerrar su negocio. Este lunes un grupo de vecinos presentó otra nota en apoyo al reclamo. 

Actualmente, el Código Urbanístico del año ‘95 solo permite que los boliches bailables solo se pueden habilitar en la ruta 5, de la calle Niotti hacia el este, después de La Campiña.

Cuelle consignó que “en principio habría que analizarlo”, aunque relativizó el reclamo de Evangelista. “Hace un planteo como vecino, lo tomamos como una opinión más, hay que analizar el contexto, todo lo demás. Su malestar más que nada es porque se podría ocupar para estacionar un espacio verde que es de Vialidad. Pero eso se puede controlar y sancionar. Es lo mismo que ocurre en cualquier lugar de la ciudad”, dijo.

El concejal destacó que el empresario que pidió la excepción presentó también un informe técnico privado que indica que el lugar reúne los requisitos de seguridad, infraestructura y edilicios para un boliche bailable.

Los “únicos” boliches bailables habilitados como tales en la ciudad son los que tenían un permiso anterior al Código Urbanístico del ’95. Con posterioridad, los negocios del rubro que se habilitaron en el centro de la capital lo hicieron bajo la figura de pub. La normativa solo permite boliches en la ruta 5, al este de La Campiña.

“Me gustaría que alguien me dé los fundamentos por los que solamente se permitan ahí. Me parece más peligroso ponerlos en una ruta que en otra zona de la ciudad”, cuestionó Cuelle.