Puigdemont se entregó y quedó detenido en Bruselas

El destituido mandatario había acudido a una comisaría para entregarse momentos antes de que la justicia apruebe la orden de arresto, acusado de delitos de sedición, rebelión y malversación de fondos públicos. Se presentó acompañado de cuatro de sus ex consejeros en el gobierno regional
5 de noviembre de 2017

El líder independentista Carles Puigdemont se entregó este domingo en presencia de sus abogados en una comisaría de Bruselas, momentos antes de que la justicia belga proceda en ordenar su detención, solicitada por el gobierno de Mariano Rajoy.

El destituido mandatario y sus ex consejeros con los que había partido a la capital belga quedaron detenidos por orden de la fiscalía, según informó El Español, por presuntos delitos de sedición, rebelión y malversación de fondos públicos.

Tras el arresto, un juez deberá decidir en 24 horas si decreta prisión provisional u otras medidas para evitar el riesgo de fuga de los acusados. "Un juez de instrucción tomará declaración a las cinco personas durante la tarde", declaró un portavoz de la fiscalía federal. "Sólo el abogado, el intérprete y la persona concernida estarán presentes", precisó.

Antoni Comín, Clara Ponsatí, Lluís Puig y Meritxell Serret, ex miembros del gobierno catalán, acompañaron a Puigdemont en la entrega. También estaban presentes sus abogados correspondientes.

La Fiscalía estaba en contacto con los abogados, con quienes había "convenido" la entrega en una comisaría de Bruselas y han "respetado" lo convenido, dijo el portavoz de la Fiscalía de Bruselas y magistrado, Guilles de Dejemeppe.

Si el juez de instrucción emite la orden de detención, el caso "se somete a la sala del Tribunal de Primera Instancia, que debe decidir dentro de los 15 días posteriores a la emisión de la euroorden" si ésta se puede ejecutar.

"Si alguna de las partes implicadas no está de acuerdo con la decisión de la sala, puede recurrir ante el Tribunal de Apelación", que dispondrá de 15 días para tomar una decisión, agregó el Ministerio Fiscal.

El procedimiento de entrega a España, donde los citados políticos catalanes está reclamados por la Audiencia Nacional, puede teóricamente demorarse un total de 60 días, y otros 30 días adicionales en casos excepcionales.

Temas en esta nota: