España acusa a Puigdemont por rebelión, sedición y malversación

En medio de la tensión que se vive en la región de Cataluña, luego de la declaración de la independencia por parte del parlamento y la inmediata intervención ordenada desde Madrid, ahora la Fiscalía General del Estado español querelló este lunes a Carles Puigdemont, el ya ex jefe del Gobierno regional de Cataluña, y al resto de los miembros del que era su gabinete por presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación.

Puigdemont viajó hoy mismo a Bruselas, Bélgica. Su partida se hizo pública una hora después de la acusación que recibió de la Justicia española.

El fiscal General del Estado español, José Manuel Maza, anunció en una conferencia de prensa el pedido de prisión preventiva más una fianza por más de seis millones de euros para el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y su vicepresidente, Oriol Junqueras, y para el resto de la Mesa del parlamento.

La querella contra los principales responsables políticos de Cataluña los señala como los autores de la crisis institucional que culminó con la declaración unilateral de independencia sancionada el viernes pasado.

Según entendió Maza, como el parlamento catalán ha sido disuelto los acusados no podrán ser investigados por el Tribunal Supremo ni por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, por lo que serán juzgados por la Audiencia Nacional.

Temas en esta nota: