Desesperada búsqueda de un argentino en St.Martin

Nicolás Marull vive en St.Martin y desde hace más de 24 hs. su familia no tiene noticias de él. Es argentino, tiene 43 años y reside desde 2014 en la isla, 240 kilómetros al este de Puerto Rico, donde en las últimas horas el ojo del huracán Irma desplegó toda su furia, dejando al menos 14 muertos y la zona incomunicada.

La última vez que su familia habló con él, Marull se encontraba refugiado en el baño de su casa, ubicado en un segundo piso, con provisiones para hacerle frente al huracán que ya azotó a varias islas pequeñas en el noreste del mar Caribe, derribando árboles y viviendas.

"Mi tío volvió hace un día y medio de estar con él. Obviamente tienen los protocolos establecidos para resguardarse, me imagino que será por el agua que se puso a salvo en un lugar alto", contó Mariano Marull, primo de Nicolás, en diálogo con Infobae y agregó: "Mi tío le dijo que se viniera con él, pero no quiso, él tiene a su novia y toda su vida allá".

Nicolás Marull, que este mes cumple 44 años, desde hace más de 10 vive afuera del país y 3 que reside en la parte francesa de la isla de St.Martin. Se dedica al turismo y se especializa en el manejo de motos de agua con las que organiza excursiones en el mar.

"Ayer a las 7 de la mañana tuvimos la última comunicación", precisó Mariano, que desde las redes sociales lanzó un pedido desesperado en representación de toda su familia, para solicitar cualquier tipo de información sobre el paradero de su primo o del estado de la isla, que se quedó sin energía eléctrica e incomunicada, tras el paso de Irma.

Mi tía esta hablando con el consulado francés, porque Nicolás es franco argentino, pero no le contestan", dejó saber durante la charla sobre la impotencia y la angustia de la familia tras tantas horas de incertidumbre.

"Estamos preocupados pero con la esperanza de que, como no hay comunicación en la isla, sea esa la razón por la que no sabemos nada", admitió Mariano, que dijo que lo único que desea en este momento es "que se encuentre bien". "Con una señal de vida es más que suficiente", subrayó.

El huracán Irma, una de las tormentas más poderosas del Atlántico en un siglo, se abrió paso por República Dominicana el jueves tras devastar varias islas caribeñas y dejar al menos 14 muertos, mientras avanza hacia el estado de Florida.

El ojo del huracán pasó al norte de Puerto Rico temprano el jueves, castigando al territorio estadounidense con fuertes vientos y precipitaciones y casi un 70% de la población se quedó sin electricidad.

Temas en esta nota: