Domínguez y Lomazzi, en la Olivo

En el marco del 126º aniversario de Santa Rosa, el domingo pasado se inauguró la muestra “Poemas Ilustrados. Domínguez-Lomazzi” en la Galería de Arte “Alfredo Olivo” (avenida San Martín N° 50).

Se trata de una selección de doce poemas de Adolfo “Terete” Domínguez e ilustraciones de María Eugenia Lomazzi, que fueron donadas por el artista a la Municipalidad de Santa Rosa.

Ellas son: ¿Te acordás? Poema; Santa Rosa del 80; Pantaleón; El canillita; Nélida; El tango, mi padre; Cuando cae la noche; Salitral, barrio ausente; Poema para la Duval; Mi barrio de ayer; Café el centenario y Qué te falta, mi ciudad.

Adolfo “Terete” Domínguez nació en Algarrobo del Águila, el 21 de octubre de 1941, en el entonces Territorio Nacional de La Pampa Central, y en 1948 se trasladó a Santa Rosa con su familia.

Estudió en la Escuela Nº 4 y luego en la 314. Por ese entonces ya tenía serios problemas de visión. Desde sus 20 años fue canillita del diario “La Arena” y uno de los primeros en vocear las noticias para llamar la atención y lograr la venta.

Con su primera esposa tuvo dos hijos y varios años después, cuando corría la década de los ’80, unió su vida a la de su compañera Nélida Rosso. Gracias a su invaluable apoyo, Terete logró la publicación de su primer libro “Para mi ciudad, un poema y un recuerdo”, publicado por el Fondo Editorial Pampeano en el año 1997. Su primer CD de poemas fue “Mis cuatro berretines” y en 2012 su segundo trabajo “A oscuras pero con luz” en el que interpreta tangos y recita sus poesías lugareñas.

El domingo fue homenajeado por el municipio durante el acto central por los 126 años de Santa Rosa.

La muestra permanecerá en exhibición hasta fines de mayo de 2018. Estará abierta al público de lunes a viernes, de 7:30 a 13:30. Para convenir visitas en otros días y horarios comunicarse al 02954-415500.

Historia de una muestra

Próximo al 22 de abril de 1992, Domínguez ideó una colección de 24 poemas junto a las ilustraciones de María Eugenia Lomazzi, realizadas en su mayoría con tintas. Los dípticos fueron exhibidos, hace 26 años, en la sala de un Banco, sobre la calle Gil, en inmediaciones de la UNLPam. Un tiempo después, y a solicitud de pampeanos y pampeanas residentes en Mar del Plata, fue trasladada al Centro Cultural de esa ciudad.

Al regresar a Santa Rosa, Domínguez decidió donarla a la Municipalidad para que permaneciera a su resguardo en el Archivo. En el año 2014 nuevamente fueron exhibidas, en esa oportunidad, en el Centro Municipal de Cultura, ex Mercado Municipal.

El 22 de abril de 2018 fueron expuestas doce de esas obras, las puntualmente referidas a la historia de Santa Rosa, algunas más autobiográficas y otras que contemplan lugares emblemáticos de la capital pampeana.

La selección estuvo a cargo del artista plástico Eduardo Vásquez y pudo ser disfrutada una vez finalizado el acto oficial cuando los presentes ingresaron a la Olivo. El lugar estuvo ambientado por el trabajo discográfico “A oscuras, pero con luz”, que en el año 2012 grabara Domínguez bajo la dirección musical, arreglos y guitarra de Facundo Santa Juliana, acompañamiento en guitarra de Jorge Riela y violín de Ludmila Santa Juliana, en los estudios de Federico Camilletti.

Temas en esta nota: