“La cena blanca de Romina”, en INCAA

Realizado por Francisco Rizzi y Hernán Martín, “La Cena blanca de Romina” retrata la vida y el clima de la ciudad de San Pedro de Jujuy para intentar desentrañar y volver a poner en debate cuestiones que tomaron dimensión política a partir del caso de Romina Tejerina.

El poder de la Iglesia Católica, el embarazo adolescente, el abuso sexual, la representación de la mujer, los discursos machistas, parecen la base o el sustrato desde el cual se consolida la ideología de la ciudad donde vivió Tejerina y que condena el acto aberrante de ella pero no indaga sobre las causas que condujeron a ese destino trágico, entre las cuales están la penalización del aborto, al violencia de género y el abuso sexual.

Romina Terejina es una joven que a los 19 años dio a luz en el baño de su casa a una niña de un embarazo que había ocultado y que había sido producto de la violación de un vecino, a la que asesinó apenas nacida, en un ataque que distintos peritos calificaron de “psicótico”, convirtiéndose en un hecho central de la lucha del movimiento de mujeres por las cuestiones implicadas en su génesis.

El filme, con guión de Olga Viglieca y producción del colectivo Ojo Obrero, propone imágenes de Romina Tejerina festejando su cumpleaños en la cárcel, sus padres en su casa, su hermana, que fue la gran defensora de su causa; su abogada pero también el fiscal, el intendente de San Pedro, que asegura que “a esta altura” no hay mujeres que puedan ser violadas y que se ríe dejando entrever por qué los pueblos de Jujuy son más festivos y son los elegidos para salir de farra en relación con los de Salta.

También, vecinos ocasionales, un antiguo amigo del violador de Romina Tejerina, jóvenes adolescentes en la previa de un baile, las festividades religiosas, la peluquería del pueblo y la misma cena blanca; todas estas personas e imágenes desfilan y se expresan en el filme, que pinta un inteligente fresco de un pueblo, un país y un estado de cosas

“La cena blanca...” se estrenará el próximo lunes, a las 20 horas, en el Espacio INCAA Santa Rosa (Quintana 172) y volverá a proyectarse el martes, a la misma hora. Apta para mayores de 13 años.

Domingo

El domingo, a las 17 horas, Espacio INCAA continuará con el ciclo de cine infantil proyectando “Anida y el circo flotante”, un filme de animación de Liliana Romero, apto para todo público.

Anida es una joven artista que vive encarrada dentro de un circo flotante, junto a su mejor amigo el sapo Vicente, bajo el mando de Madame Justine.

Con un gran poder para leer en las manos de las personas el futuro, Anida soporta un maligno hechizo que no la deja ver su propio pasado. Un amor imposible, un sueño de libertad, poder y aventuras van a hacer que Anida encuentre su camino y descubra el secreto que cierra una historia con la magia de los mejores cuentos.

La película volverá a proyectarse el domingo 15, 22 y 29 de abril, a las 17 horas.

A las 19:30 horas, estará “Invisible”, la nueva película dramática de Pablo Giorgelli que narra la vida de Ely, una adolescente de 17 años, que se entera que está embaraza. Aunque se empeñe en mantener su rutina como si nada pasara, su interioridad estalla ante el miedo y la angustia que le genera la toma de una decisión que marcará su vida. “Invisible” volverá a proyectarse a la misma hora, el próximo domingo 15 de abril. Apta para mayores de 16 años.

Martes

A las 20 horas, estará “Vergel”, un filme dramático dirigido por Kris Niklison y protagonizado por Maricel Álvarez y Camila Morgado, apto para todo público.



La película propone una aproximación única, sutil y profunda a uno de los mayores temores de cualquier persona: la pérdida de un ser amado. Una mujer brasilera espera en un departamento prestado en el extranjero, que le entreguen el cuerpo de su marido, muerto en las vacaciones de ambos. La burocracia se va complicando; la mujer, en la dolorosa espera va enloqueciendo; y las plantas olvidadas se van marchitando. Cuando la vecina de abajo viene a regarlas, la mujer, al borde de la locura, ve su dolor transformarse en un deseo sexual irrefrenable. Las plantas acompañan este despertar, radiantes.

Temas en esta nota: