“Preservar la memoria de lo que fue para que en algún momento vuelva”

Este jueves, a las 19:30 horas, en el salón de la Editorial Voces de la CPE (Raúl B. Díaz 214), el fotógrafo santarroseño Adrián Pascual inaugurará una muestra fotográfica de los viajes que realizó a las estaciones de tren de Hucal, Gaviotas, Anzoátegui, La Adela y Río Colorado.

Las fotografías fueron tomadas “con el fin de visibilizar la vida que existió cuando el tren caminaba esas vías. El tiempo y la gente destruyeron casi todo, lo que queda es intentar preservar sobre todo la memoria de lo que fue, como primer paso a, quizás en algún momento, la vuelta”, explicó el artista.

La muestra solo permanecerá este día y se enmarca en el cierre anual de actividades de la Asociación Pampeana de Conservación del Patrimonio Cultural. Durante la actividad la asociación realizará una exposición sobre las actividades realizadas durante 2017, explicará los motivos que los y las llevaron a emprender viajes hacia las estaciones ferroviarias y realizará un brindis de cierre anual.

Pascual

Nacido en Lonquimay hace 30 años y actual reportero gráfico de El Diario de La Pampa desde 2013, Adrián Pascual estudió fotografía con Rafael y Santiago Echaniz y cursó talleres de arte dictados por Joaquín Rodríguez, Vicente Viola y la Subcooperativa de Fotógrafos, entre otros.

Participó en más de treinta muestras grupales e individuales en salones provinciales y nacionales, recibiendo distinciones por esa labor.

También publicó sus trabajos en revistas de tirada provincial y suplementos universitarios y realizó arte de discos y publicidad de marcas.

En esta oportunidad fue invitado por la Asociación Pampeana de Conservación de Patrimonio Cultural para que exhiba parte de sus fotografías referidas a estaciones ferroviarias de La Pampa, que fueron tomadas en los viajes organizados por la entidad con el objetivo de valorar y bregar por la preservación del patrimonio ferroviario.

La muestra fue diseñada y seleccionada por el autor “desde algún recuerdo que le sirvió como disparador de su infancia pueblerina, que en buena medida transcurrió al costado de las vías, lugar donde iba a jugar y veía pasar el tren con sus amigos”, indicó la asociación.

Temas en esta nota: