“Tocamos rock cantado en argentino”

Este jueves a la noche, después del partido de Argentina - Perú, "Pez" toca en el Aula Magna, precedidos de los locales de Puentes Fangos.

El líder de la banda porteña habló antes de venir a Santa Rosa, tres años después. Y definió el perfil como formación.

“Siempre nos pone contentos compartir escenario con bandas locales. Hay grandes bandas y de calidad. Nos pone contentos, además, que vamos a tocar en una universidad, nos gusta que aparezca público universitario”.

Ariel Sanzo es el líder de Pez, una de las bandas más esperadas en Santa Rosa y que esta noche, después del partido Argentina - Perú, se presentará en el auditorio del Aula Magna de la Universidad Nacional de La Pampa. En la capital pampeana, lugar al que regresan tres años después, presentarán “Pelea al horror”, el disco más reciente, y compartirán el escenario desde las 22:30 horas con los chicos locales de “Puentes fangos”. Las anticipadas hasta este mediodía en Fahrenheit Libros.

“Somos una banda que existe hace 25 años y que toca rock cantado en argentino”, se adelanta a decir Sanzo en una entrevista con “Nunca el Peón se come al Rey” (jueves de 22 a 0 por FM Sonar). Y adelanta que en el concierto de esta noche presentarán las canciones del disco, “más un repaso de todas las épocas y algún cover” ya que la lista “no es estricta”.

- El show va a ser en un auditorio con butacas. ¿Cambia algo eso con lo que presentan en otros lugares por ejemplo?
- No hay algo como “lo habitual...”. Tocamos en muchos escenarios diferentes. Cambiamos el show de acuerdo a la disposición. Si es en un bar, donde la gente toma una cerveza y es a las 2 de la mañana, es un show poco más arriba. Si es en un auditorio no pelamos tanto el volumen, buscamos por otro lado, más musical. Pero así es la banda, somos una banda con bastantes colores, bastantes matices, nos gusta adecuarnos.

- El título y la letra de “Pelea al Horror”, y conociendo el involucramiento de ustedes con la realidad, parece no ser casual. ¿Es así?
- No fue compuesta como la marcha de la bronca, es mucho más amplio el significado del horror. Claramente me parece que estamos sufriendo una administración de derecha, que ajusta sobre la gente. Eso se traslada a la calle. Nosotros como músicos lo hemos visto en este tiempo. Ahora para comprar la entrada de un show de rock, antes tenés que pagar la comida, el alquiler y ver si te queda plata. Después que empezó esta administración vimos cómo fue mermando la capacidad de la gente, nuestro laburo... lo notamos, no es un cuento. Conceptualmente no adherimos con las decisiones y los virajes de esta administración.

- Más allá de que Pez sea una banda de mucho tiempo, son independientes, tienen su propio sello y tienen una especie de gimnasia de sacar un disco todos los años o cada dos años. ¿La situación actual del país les modificará la forma de laburar?
- Trataremos de que no, pero se irá viendo qué es lo que va pasando. Por el momento (la situación) está como está y pinta a seguir igual o peor. El único derrame que se acerca es el derrame cerebral. Realmente la cosa está complicada la cosa. No creo que estas políticas rindan en algún momento para la gente de a pie. Entonces tendremos combustible para hacer canciones de protesta.

- ¿En qué lugar se ubica Pez dentro de la escena del rock nacional? Van a tocar con la banda de Rodolfo García, vienen de grabar con Lito Nebbia, pero hacen sus movidas con bandas más nuevas... ¿sienten que tienen su lugar de pertenencia en lo que se dice ‘rock nacional’?
- Creemos que somos un eslabón más de esa cadena. Crecimos escuchando esa música, crecimos queriendo ser como esos músicos. Sin pedirle permiso a nadie, solo diciendo: “Acá estamos”. Estamos escribiendo nuestra pequeña historia, una banda independiente, con su propio sello, en paralelo a la corriente principal de las bandas que difunden en las radios. Pero estamos.

- Hay una escena independiente de las bandas nuevas que está floreciendo. ¿Cómo ves la escena actual con las bandas nuevas, como El mató..., Espíritus...?
- Son bandas con las que compartimos escenarios. Me gustan las dos bandas, tengo buena onda, con Chango, hablo mucho con Prietto, que me parece uno de los mejores músicos que hay. Me pone contento que a bandas independientes les vaya bien. Está bueno que empiece a romperse la hegemonía de que mandan las radios y dos o tres sellos discográficos grandes.

Temas en esta nota: