Godoy Cruz ganó, se afirma como escolta y mandó al descenso a Temperley

Goleó 3-0 con tantos de Verdugo y un doblete del "Morro" García.

Godoy Cruz Antonio Tomba llegó a su sexta victoria consecutiva y no abandona su sueño de dar alcance a Boca, tras imponerse al débil Temperley por 3 a 0, al cabo de un discreto encuentro disputado esta tarde en el estadio "Malvinas Argentinas", en el marco de la vigésimo tercera jornada de la Superliga.

Agustín Verdugo, a los 34 minutos de la primera etapa, marcó el tanto que dio inicio a la goleada de la formación cuyana. Ya en el complemento, el uruguayo Santiago "Morro" García, a los 7 y 13 minutos, alargó la diferencia para el "Bodeguero".

A ninguno de los dos equipos les convenía la división de puntos y fueron por la victoria sin renunciamientos; Godoy Cruz porque necesitaba descontarle unidades al "Xeneize" para conservar la esperanza de consagrarse campeón por primera vez en su historia y Temperley debido a su apremiante situación en la tabla de promedios.

Contrariando a la lógica, el "Gasolero" dominó ligeramente a su adversario en los primeros veinticinco minutos del cotejo pero una vez que el local consiguió imponer su mayor jerarquía dio vuelta el desarrollo con total facilidad.

Un remate lejano y no demasiado violento de Verdugo desde la derecha, que tenía como destinatario al indomable y más estilizado "Morro" García, sorprendió a Josué Ayala y a partir de ese momento la visita dio inmediato acuse de recibo al derrumbarse su estrategia como un castillo de naipes.

Los dos tantos casi sucesivos del implacable delantero uruguayo García al comienzo del complemento, el primero tras un giro en el área y posterior remate y el segundo aprovechando una mala salida de Ayala, definiendo con maestría al colocar el balón pegado al travesaño y lejos de cualquier intento de rechazo rival, provocaron que el desarrollo posterior se convierta en un mero trámite de rutina.

Tras la última conquista del hoy goleador del certamen el conjunto de Dabove le bajó varias marchas a su búsqueda intentando dosificar energías pensando a futuro mientras su resignado oponente mostraba una palpable merma de autoestima por no poder evitar un descenso que se caía de maduro desde hace varias fechas luego de tres años y medio en la división superior.