“Metimos el zapallazo”

Mario Rosales le dio el triunfo a Independiente de Doblas.

Otro partido que tuvo un final impensado fue la victoria de Independiente de Doblas ante Estudiantil como visitante el sábado por la noche.

Es que el conjunto dirigido por Guido Carracedo sufrió dos expulsiones y finalizó en inferioridad numérica ante uno de los candidatos al título.

Pese a ello, un remate desde 30 metros de Mario Rosales le dio el triunfo cuando faltaba un minuto para el final.

“Teníamos que ganar sí o sí en una cancha muy fuerte y por suerte se nos dio. La cancha no estaba bien para jugar, estaba muy barrosa. Por suerte metimos el zapallazo (risas) y pudimos ganar”, manifestó el autor del gol.

“Ya le había dicho a un compañero que cuando la agarrara le pegaba al arco porque lo había visto al arquero que estaba adelantado”, confesó.

Luego del tanto, el mediocampista se sacó la remera y la lanzó contra el alambrado donde estaba ubicada la hinchada de Estudiantil, que la tomó y nunca la devolvió, y el cuerpo técnico tuvo que improvisar un número con cinta sobre otra camiseta para que pudiera volver a ingresar. “Me mandé una cagada, pensaba que estaba más lejos la tribuna”, finalizó entre risas el goleador de la noche castense.

Temas en esta nota: