Cada vez más lejos

La eliminación del PSG en octavos de final de la Champions aleja a Neymar del Bbalón de Oro.

Tras la derrota por 2-1 ante el Real Madrid (3-1 en la ida), ambos centrales del PSG dieron, quizá sin quererlo, crédito a la posibilidad de un traspaso del astro de la Canarinha. "Creo que se va a quedar. Él habló, su padre habló también. Veremos lo que pasa hasta final de temporada, después del Mundial", dijo su capitán Thiago Silva, alentando así las dudas.

"Le pedí que se quedase, es el momento de adquirir automatismos, ganar en madurez como equipo, tener la fuerza en este tipo de partidos", opinó por su parte su compatriota Marquinhos.

"Es un jugador importante para nosotros. Debe tener confianza en nuestro proyecto, en nuestros jugadores, en nuestro staff. Necesitamos realmente tiempo para digerir la frustración, pero como hicimos el año pasado hay que dar un giro", añadió el central, amigo de Neymar, con el que conquistó el oro en los Juegos Olímpicos de Rio.

Vínculo resentido 

Aunque esas declaraciones alimentan las especulaciones, la dirección del club parisino, por boca de su presidente Nasser Al-Khelaifi, optó por cerrar filas: "Queremos mantener el proyecto, con los dos (Neymar y Kylian Mbappé), porque es el futuro del club".

Desde su domicilio en Brasil, donde fue operado el sábado de su pie derecho, Neymar lanzó en las redes sociales sendos mensajes corporativistas de apoyo antes y después del partido.

Pero su vinculación con el PSG parece haberse resentido luego de su lesión. La semana pasada, antes de su operación, su entorno brasileño dio la impresión de obrar al margen del club parisino.

Ahora es la operación Balón de Oro-2018 la que parece seriamente comprometida, después de que el PSG ya no pueda llegar a una final de la Champions, a la que quizá habría llegado el brasileño.

Neymar puede aún brillar en el Mundial, pero las dos últimas ediciones del torneo supremo apenas tuvieron incidencia en la nominación del Balón de Oro (Leo Messi y después Cristiano Ronaldo, eliminados respectivamente en cuartos de 2010 y en primera ronda en 2014).

Su ilustre compatriota, Ronaldo Nazario, había declarado hace unas semanas que "deportivamente hablando, la decisión (de fichar por el PSG) es un paso atrás".

Temas en esta nota: