El Madrid sacó ventaja ante el PSG

El actual campeón de la Champions ganó 3 a 1 con dos de Cristiano Ronaldo. 

El Real Madrid tiró de los galones que le dan sus 12 títulos de Campeón de Europa para tomar la iniciativa en la eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones después de superar este miércoles al París SG por 3-1.

El francés Adrien Rabiot adelantó al París SG en la primera parte (33), pero el Real Madrid volteó el marcador con un doblete del portugués Cristiano Ronaldo (45 de penal y 83) y otro del brasileño Marcelo (86).

El Madrid comenzó el partido con fuerza, presionando arriba al PSG y empleándose con dureza en el cuerpo a cuerpo. El astro brasileño Neymar intentaba sin éxito caracolear y regatear, pues enseguida le encimaban varios madridistas.

Quizá en busca de una mayor posesión ante un rival veloz, el entrenador madridista, Zinedine Zidane, optó por Isco en el centro del campo para su once inicial en lugar de Bale en el ataque, cuando todo parecía indicar que se inclinaría por la llamada BBC, el tridente ofensivo formado por Bale, Benzema y Cristiano.

Pero el PSG se fue sacudiendo la presión inicial del Madrid saliendo rápido al contrataque, gracias a la velocidad endiablada de Neymar y a la movilidad de Mbappé por todo el frente de ataque.

Al cuarto de hora, el Real Madrid ya había retrasado sus líneas a medida que las adelantaba el PSG, que cada vez se sentía más cómodo ante la espesura del Madrid en la salida del balón.

El progresivo dominio visitante se plasmó en el gol de Rabiot en el minuto 33, solo dentro del área, tras un centro de Mbappé y prolongación de Neymar.

Los blancos igualaron en el 45 gracias al penalti transformado por Cristiano Ronaldo, tras un empujón en el área a Toni Kroos.

El segundo tiempo comenzó con una tónica similar, con un Madrid sin salida clara de balón y un PSG que tocaba con calma para que Neymar y Mbappé le imprimieran una velocidad al ataque que desarbolaba de continuo la defensa blanca.

Cuando todo parecía sonreír a los visitantes, Zidane movió el banquillo. En el minuto 67, Bale sustituyóo a Benzema. En el 78, cambio doble: Asensio por Casemiro y Lucas Vázquez por Isco.

El movimiento surtió efecto. En el minuto 83, llegó el segundo gol del Madrid. Una veloz internada de Marco Asensio por la banda izquierda terminó en un pase que interceptó Marquinhos y el balón muerto en el área pequeña lo tocó Cristiano a la red con la rodilla.

El tercero fue obra de Marcelo en el 85, tras otra combinación con Asensio y una internada del lateral brasileño en el área pequeña que selló una valiosa victoria en el primer asalto de una eliminatoria que queda pendiente de resolución en París, el próximo 6 de marzo.

Liverpool

El Liverpool tiene pie y medio en los cuartos de final de la Liga de Campeones después de golear al Oporto (5-0) con una gran actuación del senegalés Sadio Mané, autor de un triplete, este miércoles en la ida de los octavos de la Champions.

El equipo inglés fue muy superior al portugués y decidió el partido con goles de Mané (25, 53 y 83), el egipcio Mohamed Salah (29) y el brasileño Firmino (69).

Desde el minuto 1 de partido, el Liverpool tomó posesión de la pelota (68% en la primera parte) e imprimió el ritmo de partido que más le interesa, sin rehuir su vitola de favorito en esta eliminatoria.

La primera ocasión, no obstante, fue para los locales, en un disparo del brasileño Otávio que tocó en la pierna de Dejan Lovren y la pelota se marchó rozando el larquero (10).

En cambio, el Liverpool acertó con la red en sus dos primeras aproximaciones de peligro. En una mala salida de balón, el holandés Georginio Wijnaldum cortó el avance del Oporto y cedió para Sané, que disparó con la derecha y la pelota pasó por debajo del cuerpo del arquero José Sa, en un error clamoroso del meta, que volvió a dejar en el banquillo al español Iker Casillas (25).

Sin tiempo para reaccionar, los lusos encajaron el segundo, en otro fallo en la salida de Moussa Marega que cortó James Milnes y el lateral zurdo se sacó un zapatazo desde fuera del área que impactó en el palo.

El rechace cayó a los pies de Salah, nombrado mejor jugador africano en 20, y el africano se deshizo de un defensa y de Sa para anotar el segundo (29).

Antes de la pausa, el Oporto perdió una gran ocasión para cambiar el signo del partido, en un disparo de Tiquinho Soares que se marchó rozando el palo del arco inglés (43).

El Liverpool acabó de matar al Oporto a la contra. Poco después de la reanudación, Salah se fue por velocidad, pasó a Firmino, que disparó raso, pero José Sa sacó el disparo del brasileño, aunque la pelota fue a los pies de Mané, que remató a placer para hacer el tercero (53).

Y en el tramo final los Reds completaron la goleada.

Firmino antoó el cuarto rematando un centro desde la izquierda de Milner, en otra jugada a la contra (69) y Mané puso la guinda a su excelente actuación con un derechazo desde fuera del área (83).

La vuelta en Anfield se jugará el 6 de marzo.

Temas en esta nota: