“No vamos con la idea de cumplir”

El DT de Gimnasia de Darregueira, Fernando Lucas, quiere ir por más luego de ganar la Zona Sur.

Después de 24 años sin ganar la Zona Sur, Gimnasia de Darregueira rompió el maleficio y volvió a festejar en esa región de la Liga Cultural.

El Lobo le ganó el domingo 3-2 a Unión de Villa Iris y revalidó el 2-1 obtenido como visitante en el partido de ida. De esa forma se terminaron más de veinte años sin festejos para uno de los tres equipos de Darregueira.

Para terminar con la racha, Gimnasia tuvo que apelar a buscar un DT de jerarquía como Fernando Lucas y sumó refuerzos claves que terminaron dándole la alegría al pueblo Tripero.

Llegaron desde Pampero: Cristian Klobertanz, Edgar Scalco y Gastón Ackerman, y entre los tres aportaron 30 goles. Además se incorporó el lateral izquierdo bahiense Facundo Gesuiti y el arquero colombiano Alejandro Higuita Barrera, que terminó siendo una de las figuras del equipo.

El exfutbolista de Bella Vista, Puan FC y Pampero de Guatraché y hoy entrenador, Fernando Lucas, confesó que no se conforma con ganar el sur y que buscará el título ante el rival que salga de la final entre Atlético Macachín y All Boys. Igualmente aclaró: “Soy conciente que el norte es superior al sur”.

- Una alegría inmensa ganar la Zona Sur...
- Sí, la verdad que sí, muy grande porque Gimnasia hacía 23 años que no ganaba la Zona Sur y en 2016 no había tenido un buen año. Coronarlo con el campeonato es una alegría inmensa por el grupo de jugadores y por el esfuerzo que hicieron.

- El domingo se les dio todo a favor...
- Hicimos un gran partido de visitante en Villa Iris, donde pudimos ganar en una cancha muy difícil. Eso ayudó a tener tranquilidad en la vuelta. Obviamente que comenzar el partido y a los 2 minutos ampliar la ventaja es importante. Pegamos en los momentos justos, porque terminamos 2-0 el primer tiempo y convertimos al inicio del segundo. Eso terminó de liquidar al rival.

- ¿Cómo habías pensado las finales?
- Lo pensamos de la misma que lo jugamos en la primera fecha del Clausura cuando ellos venían de quedarse con el Apertura. Jugamos con tres en el fondo, con dos marcas personales sobre los jugadores de arriba de ellos. En el mediocampo también marcamos de forma personal. Decidí hacer lo mismo en los dos partidos finales porque ganamos los mano a mano. Además, nosotros tenemos buen ataque con jugadores peligrosos con casi tres goles por partido de promedio. Anulando los jugadores rivales sabíamos que íbamos a convertir goles.

- ¿Cuáles fueron las claves del éxito?
- La clave más importante fue el orden que tuvimos en la semana. Tuvimos los objetivos claros, se cumplió al pie de la letra. Eran jugadores con muchas condiciones que había que rodearlos con refuerzos de jerarquía como los que llegaron este año. El mérito estuvo en el grupo de jugadores, ahí radicó la fortaleza.

- ¿Con qué club te encontraste en Gimnasia?
- El club tiene una estructura importante para la Zona Sur. Buenas instalaciones y hay mucha gente trabajando. Tiene varios jugadores que son del club con mucho potencial. Tal vez faltaba acomodar un poco algunas cuestiones como tener más disciplina y que se convenzan de que podían jugar en Primera División. Encontré un club bárbaro porque a pesar de que los resultados no se dieron al comienzo, siempre me apoyaron y creyeron en el proyecto. Se convencieron de que el camino era la disciplina y el orden y entendieron que si en algún momento algún jugador tenía que quedar en el camino por el bien del resto, iba a suceder.

- ¿Atravesaste un momento de crisis y pudiste salir adelante?
- Como dije, al principio fue complicado porque jugamos el Torneo Preparación y salimos últimos de cuatro equipos. Sin embargo fue importantísimo. Lo tomamos como partidos amistosos con planilla. Probé jugadores en partidos clásicos y difíciles para ver como respondían. Yo probé jugadores mientras otros clubes lo tomaron como un torneo que te daba algo. Para mí fue importante a pesar de que no tuvimos resultados, me sirvió para darme cuenta de muchas situaciones. Había rumores, pero yo tenía en claro el material que teníamos.

- ¿Fue una revancha personal luego de lo que sucedió en Pampero?
- Me quedé con tristeza de tener que irme de Pampero. Fueron cuatro años hermosos que pasé en el club. El último año no la pasé muy bien. Hubo divisiones que no las generé yo, sino dos o tres personas del club. Lo clasifiqué al Provincial después de 18 años sin jugarlo. Tenía la ilusión de dirigirlo y de pelear este año el campeonato. El fútbol es así, me tuve que ir con dolor y tristeza, pero llegué a un club donde viví todo lo contrario al año pasado. Aclaro que con el 98 por ciento de la gente de Pampero me llevo bien, lo mismo que con la gente de Huracán. Fueron solamente dos o tres personas que por orgullo y egoísmo no me dejaron trabajar con tranquilidad. Cada uno tiene lo que se merece y hoy en Gimnasia pude conseguir el título.

- ¿Soñás con dirigir en torneos federales?
- Obviamente que uno tiene la ilusión de superarse. Me gustaría dirigir en algún momento a mi club Bella Vista que es donde jugué desde los 12 años. Hubo un ofrecimiento hace un tiempo, pero no era conveniente porque en el grupo había muchos jugadores que eran amigos míos y creí que no era el momento porque además no tenía la experiencia necesaria. Ahora la realidad es otra porque llevo tres años dirigiendo. Yo me dedico a esto al 100 por ciento, si en algún momento se da lo evaluaré. Igual estoy tranquilo y quiero trabajar y crecer de a poco.

- ¿Piensan en la final de Liga o ya están conformes con ganar el sur?
- Yo la verdad que desde el lunes estoy pensando en Macachín y All Boys. La verdad que los jugadores no. Nos vamos a juntar para hacerles entender que el festejo ya terminó. Algo conozco de Macachín y de All Boys. Conozco jugadores de Macachín que jugaron en el sur. A All Boys lo vi cuando jugó en Bahía Blanca contra Bella Vista. Tengo referencias de ambos. Seguramente viajaré a la final para ver el partido. Soy conciente que el norte es superior al sur, son más profesionales, juegan a otro ritmo e intensidad y en los mano a mano son desequilibrantes. Pero el fútbol es el fútbol. Hay que motivarse bien y ser competitivos. No vamos a ir a jugar esas dos finales con la idea de cumplir, de que ya estamos hechos. Nos vamos a mentalizar para afrontar esas dos finales y dejar todo.

Foto: (Milton Gunther)

Temas en esta nota: