Goleó Independiente

El Rojo superó de visitante 4-1 a Nacional de Paraguay en la Copa Sudamericana.

Independiente logró este miércoles una muy buena victoria por 4-1 sobre Nacional de Paraguay, como visitante en el Estadio Defensores del Chaco, en Asunción, y quedó a un paso de obtener la clasificación para las semifinales de la Copa Sudamericana, dado que el desquite se realizará el jueves próximo en el Libertadores de America. Maximiliano Meza estableció el 1-0 para los argentinos, igualó Luis Caballero y, ya en el segundo tiempo, Leandro Fernández en dos oportunidades y Lucas Albertengo sellaron la goleada. En una semana, en Avellaneda la revancha.

Independiente comenzó mejor, con tenencia e instalándose en campo del adversario, aunque le costaba acertar el último pase en la zona de definición.

Sobre los 25 minutos, Fernando Amorebieta resultó lesionado en la cara por un codazo de Caballero, se generó un incidente entre los jugadores y finalmente, Nicolás Domingo reemplazó al defensor venezolano.

A los 27 abrió Meza el marcador en favor de Independiente, con precisa definición, después de una asistencia de Ezequiel Barco, al ingresar por el medio, ante la salida del arquero Santiago Rojas.

Nacional, en una de las primeras oportunidades con que contó, empató a los 33, por mediación de Caballero, quien conectó de cabeza un tiro de esquina.

Antes de finalizar el PT, Independiente realizó el segundo cambio (Leandro Fernández por el lesionado Nery Domínguez), con lo cual modificó el sistema.

Muy temprano, a los 4 de la segunda etapa, Independiente, pasó nuevamente al frente con cabezazo de Fernández, después de un centro de Albertengo desde la derecha.

Con la defensa local muy desarmada, sobre el cuarto de hora Fernández, por izquierda, recibió sin marca un pase del uruguayo Gastón Silva y su disparo resultó defectuoso, a los 17 elaboró Nacional una de sus mejores acciones, centro de Carlos Bonet que bajó Fredy Bareiro, pero José Núñez remató desviado.

El cotejo quedó prácticamente definido a los 23, dado que entró Barco por izquierda, Bonet lo derribó, el consecuente penal lo ejecutó Fernández y rechazó el arquero Rojas, pero el rebote le quedó a Fernández para convertir sin oposición.

Pasada la media hora, totalmente desarticulado Nacional, se consumó la goleada: Meza colocó un pase filtrado para Albertengo, quien cedió a Fernández, llegó la devolución sin defensores a la vista y Albertengo no tuvo dificultades para convertir.

Fue una muy buena demostración del equipo que conduce Ariel Holan, cuya superioridad quedó expresada desde el comienzo y se tradujo en la diferencia final.

Temas en esta nota: