River le ganó a Lanús

El Millonario superó al Granate 1-0 en la semi de ida de la Libertadores. Scocco anotó el gol.

En un partido apretado, River Plate encontró este martes el gol sobre el final para ganarle 1-0 a Lanús en el estadio Monumental y tomar ventaja en la serie de semifinales de la Copa Conmebol Libertadores.

Ignacio Scocco marcó, a nueve minutos del cierre, el único gol del partido y el séptimo de su cosecha en la presente versión del torneo continental, desde su estreno en los octavos de final, para que River consiga un buen resultado en la eliminatoria que se definirá el martes próximo en la Fortaleza granate.

Si bien no lució, el elenco de Marcelo Gallardo hizo más méritos para llevarse el triunfo que un especulativo Lanús, y tuvo al mediocampista Leonardo Ponzio como su mejor hombre de la cancha.
En este duelo, tuvo su primera incursión en el fútbol sudamericano el VAR (Video de Asistencia arbitral, por sus siglas en inglés), pero no tuvo que ser requerido porque no hubo jugadas polémicas que hayan ameritado su utilización.

Inyectado por un descomunal recibimiento de parte de sus fanáticos, River tomó las riendas del cotejo en el comienzo con la presión como protagonista y la movilidad de sus volantes, aunque le faltó justeza en el último pase para poder romper la paridad dentro del primer capítulo.

Los laterales Gonzalo Montiel y Marcelo Saracchi fueron de lo mejor que mostró el conjunto local en el capítulo inicial, ya que subieron por sorpresa constantemente por sus respectivas bandas e inquietaron a la férrea defensa Granate.

Precisamente fue el marcador lateral uruguayo quien apareció por sorpresa a los 13 minutos por el callejón izquierdo, tiró el centro y de primera la empalmó Ignacio Scocco para que se luciera Esteban Andrada con una buena tapada.

Después de ese prometedor arranque, el conjunto visitante, conducido por Jorge Almirón, emparejó las acciones y comenzó a jugar con su libreto: agruparse en defensa, y salir rápido por los costados, para intentar tomar mal parada a la última línea de los Millonarios.

En esa mejoría de la visita tuvo mucho que ver Román Martínez, quien desde su preciso pie derecho manejó los hilos de su equipo, y a los 16 habilitó a Lautaro Acosta, quien encaró por izquierda, hizo la diagonal y cuando estaba por definir adentro del área apareció el juvenil Montiel para rasguñarle el balón y enviarlo al córner.

Sobre el cierre del primer período, River volvió a empujar y tuvo su segunda chance a los 44, con un latigazo de Scocco que volvió a controlar el arquero Andrada.

En el segundo segmento, River tuvo un arranque de furia, y en el primer cuarto de hora arrinconó a Lanús contra el arco de Andrada, con un movedizo Gonzalo Martínez, quien se hizo mucho más desequilibrante que en el capítulo anterior.

Si bien River dominó a Lanús, no consiguió en esta ráfaga romper la paridad porque le faltó claridad y puntería frente al arco. A los 2 minutos, Diego Braghieri le ahogó el grito de gol a Scocco, y sobre los 11 Javier Pinola se tuvo confianza y con su remate desde fuera del área hizo temblar el poste derecho de Andrada.

Después, el partido volvió a caer en una meseta porque River sintió el desgaste y Lanús se conformaba cada vez más con el 0-0.

El desahogo en el Monumental llegó a 9 minutos del epílogo en una jugada que tuvo como asistidor al ingresado uruguayo Nicolás De la Cruz, quien tocó para Martínez y el disparo del zurdo volante fue tapado por Andrada, y el rebote lo capturó Scocco, quien definió para hacer delirar a la multitud que copó el mítico escenario millonario.

River lo ganó merecidamente, ante un Lanús que se defendió bien por momentos, pero que se conformó muy temprano con el empate.

Temas en esta nota: