El clásico cordobés terminó igualado

Belgrano y Talleres igualaron sin goles en Alberdi.

Con aciertos y errores, con algún pasaje aislado de buen fútbol, y un par de individualidades que salieron de la medianía, Belgrano y Talleres hicieron todo para ganar esta nueva edición del clásico cordobés, el primero que se juega en el barrio Alberdi después de 38 años, debieron conformarse con el 0 a 0 final.

El resultado fue totalmente justo ya que ambos equipos se repartieron el dominio de las acciones. Belgrano fue más en los primeros cuarenta y cinco minutos, en tanto que Talleres dominó las acciones en el complemento.

El gran error de la tarde lo cometió el árbitro Ariel Penel, quien a los 3 minutos del segundo tiempo no sancionó como penal una mano que el defensor de Belgrano Marcelo Benítez cometió en la puerta del área chica cuando fue a disputar una pelota con el delantero ecuatoriano Joao Rojas.

Belgrano fue más en la primera parte gracias al trabajo de Santiago Martínez, Federico Lértora, y Mariano Barbieri en la mitad de la cancha, aunque a esto le faltó la claridad que le puede aportar Juan Brunetta para generar juego.

Sin embargo, a pesar de que quizá abusó de los centros, Belgrano generó dos situaciones para trasladar ese dominio al resultado, con un mano a mano que el arquero de Talleres Guido Herrera le ganó a Epifanio García, y un remate de Brunetta que se fue pegado al palo izquierdo.

Talleres se metió en campo de Belgrano ni bien la pelota comenzó a rodar en el segundo tiempo, y a los 3 minutos pudo ponerse en ventaja si Penel sancionaba como infracción la mano que Benítez.

Sin embargo en la continuidad de esa jugada, la "T" pudo ponerse en ventaja. Tras recibir la pelota del rebote en la mano de Benítez, Joao Rojas la metió hacia el centro para la entrada de Juan Cruz Komar, quien remató justo a donde se encontraba caído el arquero Lucas Acosta.

Talleres tuvo su segunda ocasión para convertir a los 35, pero el violento derechazo del "Enano" Ortiz se estrelló contra el travesaño.

La "T" dejó imagen al final, pero será imposible obviar que su trabajo en la primera mitad de juego estuvo lejos de ser buena. Por eso el empate fue el resultado que mejor le cayó al partido.