"Lo dañaron muchísimo sin motivo", dijo una hija de Zolecio

Este miércoles en el juicio de la Subzona 14 II, declaró Claudia, una hija de Héctor Zolecio, una de las víctimas con las que se ensañaron los torturadores

“Lo dañaron muchísimo sin motivo”, afirmó este miércoles en el juicio de la Subzona 14 II, Claudia Zolecio, una hija de Héctor Zolecio, un exfuncionario que fue secuestrado y torturado por el grupo de tareas a los pocos día del golpe de estado del 24 de marzo de 1976.

En este segundo juicio ya había declarado Germán, otro hijo de Héctor Zolecio, que era director de Ceremonial y Seguridad del gobernador José Aquiles Regazzoli. Fue secuestrado desde el 11 al 27 de abril del ‘76, sometido a torturas que le dejaron como secuela una renguera de por vida. Falleció en 2010 sin alcanzar a declarar en el primer juicio.

juicio subzona 14 zolecio 2

Este miércoles Claudia Celia Zolecio declaró por videoconferencia desde Capital Federal. Contó que ella no estuvo cuando detuvieron a su padre, porque la habían mandado a dormir a la casa de una amiga para protegerla y que no sufriera. Recordó que la angustia de su madre en las reiteradas visitas al jefe de Policía de la dictadura, Luis Baraldini, en las que no obtenía respuestas sobre la situación de su marido. “Volvía frustrada y muy triste”, señaló.

Los represores tuvieron que internar a Zolecio en el hospital Lucio Molas por heridas que le provocaron las torturas con picana eléctrica y golpes. Mencionó que durante el cautiverio de su padre fue revisado por el médico policial, Máximo Pérez Oneto, acusado en este juicio.

“Cuando lo liberaron llegó mal. Mucho tiempo después, de adulta, me enteré de lo que había padecido porque nunca contó ni yo quise saber qué le había pasado en ese tiempo de detención”, dijo su hija.

“Él tuvo consecuencias físicas y síquicas, sufrió tormentos, lo dañó muchísimo eso. No sé con qué motivo lo dañaron así”, agregó Claudia, visiblemente afectada. "Tuvo problemas de cadera, fue operado. Caminaba pero con bastón, la secuela visible era que rengueaba. Estuvo mucho tiempo en tratamiento. Era un hombre joven al momento de la detención, pero quedó muy avejentado”, reveló.

“A toda la familia nos afectó que pasara por esto sin sentido alguno. Era una excelente persona. Mi papá lo pudo superar y nosotros también, para mi forma parte del pasado. Traté de ignorar todo esto para seguir en el colegio, aunque el medio es chico y uno recibía miradas”, confió.

 

"Fiorucci le apuntó a mi nena"

Este miércoles también declaró Héctor Oscar Aguirre, que era cuidador del Prado Español y lo detuvieron el 11 de junio del '76 en un “operativo tremendo” de la policía, sin orden judicial. Identificó a Fiorucci, Arhex y "Lalo" Balquinta entre sus captores. Le secuestraron dos armas que habían dejado en su casa unos cazadores –a los que él solía acompañar- el día del golpe de estado.

juicio subzona 14 hector oscar aguirre 1

“Fiorucci se bajó, cargó el arma apuntando a mi nena de cuatro años y yo le dije ‘hijo de puta’. Me pegó un culatazo en la pera que me dejó la marca. Me llevaron a un calabozo de la Primera. Estuve diez días desnudo, con un calzoncillo. Un día me llevaron para arriba, me hacían preguntas, me decían que me iban a matar, que iban a agarrar a mí mujer, me pegaron dos o tres veces. 'Ya te vamos a dar guerrillero, esperá nomás', me decían. Me decían que era guerrillero”, rememoró.

Aseguró que el médico policial Máximo Pérez Oneto lo revisó. “Hasta que vinieron los muchachos de Mar del Plata a dar la cara, que las armas eran de ellos, se hicieron cargo, y me dan la libertad”, completó. 

juicio subzona 14 baraldini

 Acusados

En el segundo juicio de la Subzona 14 II quedan 14 imputados en el banquillo de los acusados. Hace tres semanas quedó fuera del juicio Roberto Fiorucci, un excomisario que fue condenado ya en el juicio de 2010, por razones de salud.

Salvo Reinhart -aún cumple la primer condena-, el resto de los acusados está en libertad o con domiciliaria. Son el excoronel y exsecretario general de la Gobernación Néstor Omar Greppi, el exmayor del Ejército y exjefe de la Policía de La Pampa Luis Enrique Baraldini; Carlos Roberto Reinhart, oficial del grupo; Antonio Oscar Yorio, oficial; Néstor Bonifacio Cenizo, oficial; Hugo Roberto Marenchino, oficial; Oscar Alberto López, oficial; Athos Reta, oficial; el exagente Orlando Osmar Pérez; el exoficial de la Seccional Primera de Santa Rosa Miguel Ángel Ochoa; el exoficial de la Primera Jorge Osvaldo Quinteros; el exoficial de la Comisaría de Toay y de la Primera de Santa Rosa Juan Domingo Gatica; el exoficial del Departamento de Informaciones Policiales Luis Horacio Lucero; y el exmédico policial Máximo Alfredo Pérez Oneto.

El tribunal está compuesto por los jueces Mario Triputti, Marcos Aguerrido y Pablo Díaz Lacava. La querella está formada por Franco Catalani, quien patrocina a la UNLPam, Juan Carlos Pumilla, Élida Rodríguez Jara de Perna, Rafael Guardia, Guillermo Quartucci y Graciela Bertón, y Maximiliano Corroinca es apoderado del Partido Comunista La Pampa y el Movimiento Popular Pampeano de Derechos Humanos, y Juan Resia (patrocinante de Raquel Barabaschi).

Como defensores actúan los abogados Pedro Mercado y Omar Cayre (Luis Baraldini), Máximo Pérez Flores y Gerardo Ibáñez (Máximo Pérez Oneto), la defensora oficial Laura Armagno, el letrado porteño Hernán Vidal y Luciano Rodríguez.

 

Temas en esta nota: