El hijo hizo un fiesta en la casa y una policía fue apartada de su cargo

La denuncia de una vecina permitió que se realizara un operativo en una fiesta privada en la casa de una policía en Ingeniero Luiggi.

El lugar se secuestraron bebidas alcohólicas y se identificaron a 16 menores. Posteriormente, la dueña de la casa fue apartada de la fuerza policial pampeana.

Según lo informado por el Ministerio de Seguridad, se pudo desactivar una fiesta privada en un domicilio de la localidad de Ingeniero Luiggi, propiedad de una funcionaria policial que revista en la Unidad Regional II con sede en General Pico.

En la vivienda ubicada en Pasaje Artigas, entre Matheu y Mendoza de la localidad de Ingeniero Luiggi, se había publicitado previamente la concentración de jóvenes a través de una red social.
Una vecina informó a la inspectora municipal Vanesa Salinas los datos del evento y se manifestó preocupada porque entendía, según una publicidad que había observado en la red social Instagram, que en el lugar podrían consumirse bebidas alcohólicas y drogas.

Salinas puso al tanto de la información al subsecretario de Prevención de Adicciones y Lucha Contra el Narcotráfico, Luis Correa, quien junto al director general de Lucha Contra el Narcotráfico, Julio Peralta, la mencionada inspectora municipal y personal policial se constituyeron en el lugar.

Policías y funcionarios visualizaron una importante presencia de jóvenes, aparentemente menores de edad, algunos de los cuales llegaron con bebidas alcohólicas.

Durante el procedimiento se pudo determinar que la casa pertenece a una oficial jefe de la Policía de La Pampa, la que acudió posteriormente al llamado telefónico.

La mujer policía dijo desconocer la realización de la fiesta e invitó a que se acceda al interior de la casa para facilitar la tarea de identificación de concurrentes. Allí se produjo la identificación de 16 jóvenes, la mayoría menores de edad, entre ellos el hijo de la dueña de casa.

Se convocaron inmediatamente a los progenitores, a quienes se hizo entrega de los menores presentes debiendo luego comparecer en la dependencia policial para ser notificados.
En el interior de la casa se hallaron y secuestraron 15 envases conteniendo cerveza, 5 de fernet, 2 de aperitivo y 2 de vodka, en tanto que otras personas mayores de edad que se acercaban con bebidas alcohólicas para sumarse a la fiesta clandestina fueron identificadas y luego se retiraron del lugar.

Durante la mañana de ayer se determinó la separación del servicio de la funcionaria involucrada, por orden del ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, y en conocimiento del jefe de la Policía de La Pampa, comisario general Roberto Osvaldo Ayala.

Temas en esta nota: