Policías no pudieron labrar infracción por falta de apoyo de la Municipalidad

Desde el Ministerio de Seguridad denunciaron que los inspectores piquenses nunca respondieron a un pedido de colaboración durante un control a una fiesta privada, el pasado fin de semana.

General Pico (Agencia) En el marco de un control dispuesto por el Ministerio de Seguridad en esa ciudad el pasado fin de semana, uniformados de la Unidad Regional II solicitaron el apoyo de inspectores municipales para intervenir en una fiesta denunciada por ruidos molestos. Luego de un rato de espera, los policías debieron retirarse del lugar sin realizar las actuaciones correspondientes porque desde el municipio no enviaron al personal con el equipamiento requerido.

La situación fue revelada por el propio Ministerio de Seguridad en un comunicado oficial. Según se indicó en el parte de prensa, el episodio tuvo lugar entre la noche del día sábado 10 de febrero y madrugada del domingo 11, cuando se realizaron los controles de espectáculos públicos y locales bailables nocturnos.

En el marco de operativos dispuestos en distintas ciudades de la provincia, en General Pico se controló el ingreso, egreso y funcionamiento de locales bailables junto a personal policial, procedimiento que contó en esta oportunidad con la presencia del subsecretario de Protección Ciudadana, Agustín García.

Al término de la recorrida, el responsable de la misma informó la “normalidad” en los eventos visitados, “salvo excepción informada por la Unidad Regional II, donde se realizaba una fiesta autorizada por la Municipalidad de General Pico, en calle 24 ruta Nº 1”.

Según se remarcó en el parte de prensa, la Policía recibió varios llamados por el alto volumen de la música que animaba dicha fiesta. Por tal motivo, personal policial se dirigió a calle 24 y ruta 1 para solicitar a los organizadores que cesaran con la infracción.

Para avanzar con las actuaciones, los policías que intervinieron decidieron convocar a inspectores municipales para que constataran dicha infracción con la utilización de un decibelímetro, artefacto cuyo uso es de competencia del municipio local.

El comunicado del Ministerio de Seguridad destacó que los inspectores municipales finalmente no respondieron al llamado de la fuerza de seguridad provincial, situación que impidió a los uniformados avanzar con las actuaciones correspondientes, entre ellas labrar la infracción por ruidos molestos a los responsables de la fiesta nocturna.

Temas en esta nota: