La Municipalidad compactará más de 900 vehículos

La Municipalidad de Santa Rosa se encuentra en la etapa final del acto administrativo para compactar cerca de 1.000 vehículos que fueron retenidos en diversos procedimientos de tránsito.

“Se está realizando el trabajo de descontaminación de las motos que van a compactación, que son unas 800, y 100 automotores. El expediente está en la etapa final para hacer el contrato con la empresa que va a hacer la compactación”, dijo el director de Tránsito del municipio, Raúl Ochoa. 

A fines del año pasado, la comuna santarroseña hizo un llamado a los propietarios de vehículos secuestrados por la Dirección de Tránsito para que procedan a retirarlos, de lo contrario irán a compactación.

La Secretaría de Gobierno y Seguridad de la Municipalidad de Santa Rosa, a cargo de Román Molín, convocó a los propietarios de los vehículos, automóviles, motocicletas y cuatriciclos, que se encuentran en los predios municipales del Parque Industrial y en la calle Ayala Nº 150, en cumplimiento de la Ordenanza 4230/2010.

Como esos propietarios no retiraron los vehículos, se abrió el proceso licitatorio para la contratación del servicio de compactación.

Los vehículos se encuentran identificados en la página web de la Municipalidad y abarcan desde motos en buen estado hasta material rodante inutilizable, con una antigüedad de más de seis meses en el depósito, lo cual genera un espacio ocioso y de muy difícil mantenimiento, tanto en higiene como en seguridad, argumentaron desde el municipio.

Secuestros

El director de Tránsito, Raúl Ochoa, informó que en los dos primeros meses del año se secuestraron 463 vehículos en los distintos operativos realizados en la ciudad. “En enero se retuvieron 232 vehículos, 199 motos y 33 autos. Ha aumentado con respecto al año pasado la retención de autos. En febrero fueron 231 vehículos, 193 motos y 36 autos”, detalló.

En cuanto a las actas de infracción, el funcionario dijo que en el mismo período se labraron 4.500. Fueron 2.100 en enero y 2.400 en febrero. “Las infracciones más comunes son la falta de casco tanto del conductor como del acompañante y la falta de seguro”, dijo.

Ochoa dijo que a partir del mayor control por parte de los inspectores ha bajado la cantidad de actas de infracción por falta de tarjeta de estacionamiento en el centro de la ciudad. “Han mermado las infracciones porque la gente ha tomado conciencia del pago y hay mayor control de tránsito y de transporte”, comentó.

Otro dato que destacó es que a partir de la presencia de la Policía en los operativos de tránsito no se han registrado episodios de violencia hacia los inspectores.

“La agresividad ha bajado notablemente porque la Policía colabora en los controles y facilita la tarea. Por otro lado se ha tomado conciencia en el uso del casco en las motos que circulan y ha habido una disminución de los siniestros. Si bien no tenemos las estadísticas finales, Salud Púbica nos informa que no hay tantos hechos violentos de accidentes de tránsito”, aseguró.

Ochoa destacó que todos los días Tránsito y la Policía realizan un operativo en conjunto y los fines de semana dos, que incluyen el control de alcoholemia.

Temas en esta nota:


Las más vistas