Varela: “Jurídicamente el fallo es una locura”

El exministro Jorge Varela dijo que los jueces “no saben interpretar la ley de obras públicas”. “La justicia no quiso llegar a la verdad”, afirmó. Anticipó que apelará la decisión judicial que lo condenó a seis meses de prisión.

El exministro de Obras Públicas, Jorge Varela se quejó de la condena que recibió de parte del Poder Judicial de La Pampa por el delito de incumplimiento de deberes de funcionario público por su actuación en el expediente de la obra del Megaestadio. “Jurídicamente no tiene ni pié ni cabeza, es una locura”, aseguró. Dijo que apelará la decisión judicial que lo condenó a seis meses de prisión en suspenso y un año de inhabilitación para ejercer cargos públicos por no haber rescindido el contrato con la empresa constructora del Megaestadio.

“Lamentablemente lo que yo puedo apreciar de la justicia es que hoy por hoy no es justicia. La obra estaba paralizada por un decreto y el único que podia mover la obra era otro decreto del gobernador‘, dijo en declaraciones a LU100.

El jueves pasado, los jueces Gastón Boulenaz, Carlos Besi y Andrés Olié lo consideraron autor del delito de violación de los deberes de funcionario público en perjuicio de la administración pública. En los argumentos de la sentencia, los magistrados le reprocharon a Varela que cuando asumió como ministro en diciembre de 2011 la obra estaba paralizada desde el 30 de diciembre de 2010, o sea que restaba un solo día antes de la expiración del plazo contractual. Y que al dejar su cargo, en noviembre de 2014, la situación seguía exactamente igual “por falta de adopción de las medidas administrativas necesarias”.

En su defensa, Varela dijo “los que los jueces no entendieron es que el Poder Ejecutivo es unipersonal. Había un decreto de paralización de la obra que lo firmó el exgobernador Oscar Jorge y después, el 18 de febrero de 2015, también lo firma el gobernador. Si leyeran el decreto se darían cuenta de que yo no debería estar acá”.

El exfuncionario se quejó de que no le dejaron poner como testigo al abogado Adrian Sánchez, especialista en derecho administrativo. “La justicia no quiso llegar a la verdad”, afirmó.

Consultado sobre si fue una decisión más política que judicial la que lo llevó a afrontar un juicio, Varela dijo que “más allá del tema si es político o no, acá los jueces no quisieron entender o no saben interpretar la ley de obras públicas. En su momento el exgobernador Oscar Jorge, escribió una testimonial donde aclaró punto por punto, donde el fiscal estaba haciendo hincapié. y Sancho no lo leyó. El fiscal dijo que no necesitaba ningún elemento más para pedir el juicio a mí”. 

En el fallo los jueces que condenaron a Varela dijeron que “de no haber omitido sus deberes normativos, (Varela) hubiera podido propiciar la rescisión contractual con culpa en la empresa, la que resultaba a octubre de 2012 inevitable, en razón de que no habiendo mediado posibilidad fáctica de ampliar los plazos, solo restaba un día para la expiración del plazo contractual”. Así, el tribunal dio por probado que el imputado cometió el delito de violación de los deberes de funcionario público.

Varela entró en 2011, con la obra ya paralizada una vez que la empresa pidió más plazos para colocar el segundo techo, ya que la primera estructura había fallado. En medio de una interna política entre el entonces gobernador Oscar Mario Jorge -que se recostó en el kirchnerismo- y el vernismo, la obra se mantuvo paralizada hasta que Varela tuvo que renunciar en octubre de 2014 porque se le inició un juicio político.

Temas en esta nota: