No hubo acuerdo en la CIAI y Verna dice que Mendoza "ignora a la Corte"

El encuentro de la Comisión Interjurisdiccional del Atuel Inferior, este jueves, no avanzó. La Pampa y Mendoza llegan a la fecha límite del 14 de febrero con posturas encontradas respecto de cuál es el caudal necesario para recuperar el ambiente en el noroeste pampeano.

Las provincias de La Pampa y Mendoza ratificaron sus posturas en el marco de un nuevo encuentro de la Comisión Interjurisdiccional del Atuel Inferior (CIAI) y el desacuerdo se encamina a ser resuelto por la Corte Suprema de Justicia, porque está claro que no habrá coincidencias cuando llegue la fecha límite del 14 de febrero.

El gobernador Carlos Verna esperó el final de ese encuentro para fijar posición vía Twitter. Y acusó: "Mendoza ignora a la Corte y niega el agua para restaurar el ecosistema del Atuel en La Pampa".

Las dos provincias plantean la necesidad de caudales muy diferentes para que se reconstituya el ecosistema del noroeste pampeano, perjudicado por el corte del Atuel.

El próximo 14 de febrero, ambas provincias presentarán sus propuestas formales ante el máximo organismo judicial y será la Corte la que tenga que resolver los pasos a dar: podrá inclinarse por la propuesta cuyana, por el reclamo pampeano, o por otro número. También tiene la potestad para definir cómo se gestiona la situación de acá en más.

La Corte apostó a que su fallo pudiera acercar las posiciones de las dos jurisdicciones en pugna, pero Mendoza no ha dado el brazo torcer, en un marco en el que además en este mismo momento el cauce del río está totalmente seco.

El procurador general de Rentas de la Provincia, Hernán Pérez Araujo, ya había adelantado que La Pampa le pedirá formalmente a la CSJ que fije el caudal mínimo necesario.

Mendoza ratificó su postura al ofrecer para La Pampa un caudal de 1,3 metros cúbicos por segundo, algo que nuestra provincia considera “irrisorio”. Ese caudal, además, solo se lograría una vez que se implementen una serie de obras, según el planteo cuyano, que además implementa un método de cálculo suizo para establecer esa oferta.

La Pampa, que aplica otro método de cálculo, insiste en su reclamo de 4,5 metros cúbicos por segundo, que es la cifra que manejó históricamente.

La delegación pampeana notó un detalle al menos curioso, porque al tomar contacto con la propuesta mendocina, sus variables y cálculos, detectó que incluso aparecen algunas cuentas mal sacadas, ya que aplicando los mismos términos que allí están volcados correspondería que la oferta fuera de 3,4 metros cúbicos por segundo, y no 1,3.

La historia de desconfianzas suma ese hecho a un largo listado de suspicacias y cuestiones sugestivas. El método elegido por Mendoza para el cálculo es simple y rápido, pero a la vez uno de los más restrictivos del mundo, según analizan profesionales pampeanos.

Más allá de ese detalle, La Pampa ratificó su planteo, tanto en cuanto al método a utilizar para el cálculo como al caudal que se precisa para cumplir con la orden de la Corte.

En la mesa de la CIAI no hubo lugar para mayor debate en el encuentro de este jueves. La Pampa volvió a lamentar que es la que “siempre pierde” y señaló lo negativo que es que en medio de estas discusiones el río siga cortado.

No habrá más reuniones antes del 14 de febrero, cuando se presentarán los valores ante la Corte, para que el máximo organismo judicial resuelva cuál es el caudal, en qué tiempo se debe aplicar y de qué manera.

 

Temas en esta nota: