Pico: el Colegio Ciudad festejó sus 25 años

Los integrantes de la comunidad educativa organizaron una serie de eventos para las bodas de plata. Descubrieron una placa en nombre de su primera directora, Berta Suárez de Delú, recientemente fallecida. La hija de Berta Suárez, Melina Delú, participó del reconocimiento

General Pico (Agencia) - El Colegio Ciudad de General Pico celebró el pasado miércoles el 25 Aniversario, con la muestra anual de trabajos durante toda la jornada y el acto oficial en horas de la noche. En el mismo rindieron homenaje a la primera directora de la institución, Berta Suárez de Delú, recientemente fallecida.

El colegio secundario, emplazado en la intersección de las calles 33 y 30, en inmediaciones del barrio Ranqueles, es en la actualidad el único en la zona con orientación artística. Su equipo directivo y personal docente trabajan hace tiempo en la integración de toda la comunidad educativa, con el objetivo de “formar jóvenes para la vida”.

Sandra Pistola, directora del colegio desde hace cuatro años, recordó que “desde la Dirección pudimos armar un equipo de trabajo para implementar juntos un proyecto educativo para revalorizar el arte, para que se conozca la orientación de la escuela porque no era conocida. En el norte de La Pampa es la única escuela que tiene orientación artística”.

Destacó también que “tenemos especialidad en diseño y comunicación visual. Los alumnos que siguen esta especialidad tienen un amplio campo de trabajo porque pueden desempeñarse en imprentas, en un diario, en empresas, tienen materias como packaging, diseño editorial, salen con muy buena preparación”. Y adelantó que “el año que viene entramos en el sexto año de especialidad y vamos a tener prácticas profesionalizantes, por lo que los chicos van a trabajar en empresas del medio”.

Indicó que en los últimos años “no escapamos a los avatares de la educación, hubo muchos cambios, y desde hace cuatro años estamos trabajando en un proyecto educativo teniendo como base las inteligencias múltiples y la educación emocional. Además, desde todos los espacios y todo el personal sabe, porque lo hemos trasladado a toda la comunidad educativa y lo instalamos como cultura institucional, que tenemos que trabajar por la paz y la no violencia”.

Como directora del Colegio Ciudad, Pistola indicó que “mi mayor deseo es que los chicos tengan una buena formación pedagógica, que sea la base, pero también formarlos para la vida, que salgan de la escuela con un proyecto de vida”.

Y observó en tal sentido que “los chicos están disfrutando, quieren la escuela y no les importa estar cada vez más tiempo en ella. Estamos logrando lo que siempre quise, que los adultos disfrutemos junto con ellos, que no nos convirtamos en carceleros o policías que estamos siempre detrás de ellos, que es la autodisciplina, que ellos entiendan que pueden andar por la escuela y nosotros estar ahí, acompañándolos, no cuidándolos”.

Homenaje

Durante el acto oficial se descubrió una placa en nombre de su primera directora, Berta Suárez de Delú, quien se desempeñara también en diversos cargos ministeriales hasta jubilarse en la misma escuela que inauguró.

Sus familiares participaron de la emotiva ceremonia. La diputada nacional electa, Melina Delú, hija de Berta Suárez, recordó que “nosotros prácticamente nos criamos en el colegio porque mi mamá dejaba la vida, sus horas acá. Tal vez de chicos no lo entendíamos, pero de adulta puedo entender que siempre lo hizo en pos del desarrollo pleno de la comunidad educativa, era su vocación”.

Señaló también que “ella fue la primera directora, inauguró el Colegio con el doctor Marín, después pidió licencias para cumplir funciones en el Ministerio de Educación de Nación, volvió, después cumplió funciones en el Ministerio de la Provincia, volvió, y retomó la dirección por algo más de una semana, que era el tiempo que le faltaba para jubilarse”.

Destacó sobre su madre como directora que “siempre lo tomó como una situación posesiva, siempre habló de mi colegio, mis alumnos, mis profesores, lo que hacía que en casa viviéramos el tema del colegio como un integrante más de la mesa familiar. Amaba profundamente esta escuela y, por haberla iniciado, le dio su impronta”, concluyó.

Temas en esta nota: