Denuncian detención ilegal y persecución a militantes del Partido Obrero

El Partido Obrero de La Pampa denunció la “detención ilegal” de Sebastián Cantero y la “persecución” de la que fueron víctimas otros tres jóvenes, todos militantes de esa agrupación política.

El Partido Obrero de La Pampa denunció la “detención ilegal” de Sebastián Cantero y la “persecución” de la que fueron víctimas otros tres jóvenes, todos militantes de esa agrupación política, por parte de la Policía.

El PO informó que presentaron un hábeas corpus “ante el acoso policial que estamos padeciendo y el temor a ser privados nuevamente de la libertad en forma arbitraria”.

“La detención y la identificación de los militantes se dan en un marco de plena actividad del Partido Obrero en la provincia para conseguir la personería jurídico-política que nos permita presentarnos a las elecciones como así en la campaña de difusión y solidaridad del conflicto de los trabajadores despedidos de AGR-Clarín”, señalaron.

“Esta situación de persecución y amedrentamiento por parte de las fuerzas represivas se suma a las denuncias por apremios, hostigamiento y persecución a la juventud de los barrios denunciadas por las organizaciones barriales como el caso del Desayunador Villa Germinal”, agregaron.

La identificación del grupo de tres personas se realizó, según informaron, en el lugar donde se hospedaban. Cantero, según trascendió, fue detenido alrededor de la una de la mañana de ayer en inmediaciones de la Seccional Tercera cuando regresaba de acompañar a otra militante.

Cuando detuvieron a Cantero los policías se comunicaron por radio para chequear sus datos. A pesar de que confirmaron que no tenía antecedentes, lo cargaron a un patrullero y lo llevaron a la Tercera, donde fue sometido a un interrogatorio sobre su militancia política.

Luego lo sacaron del lugar y lo llevaron hasta donde dijo que estaba parando. Allí otro patrullero llegó e identificó a los otros tres militantes. Les dijeron que estaban obligados a presentarse en la Jefatura de Policía para ser fichados.

“Estuvo en total hasta las 4. Ahora pudimos identificar que en el último lugar en el que lo tuvieron fue en la Jefatura de Policía. Porque de la Tercera lo sacan, lo meten de nuevo en el patrullero, lo llevan adonde se estaba hospedando. Tocan timbre en el lugar, los identifican a todos. Después de eso se lo vuelven a llevar a la Jefatura de Policía, le tomaron todos los datos, lo ficharon con huellas digitales y foto. Y después lo largaron”, contó Luciano González, del Partido Obrero La Pampa.

A los otros tres militantes del PO les dijeron que “mañana (por ayer) tienen que ir sí o sí a hacer el fichaje”. Ante esa amenaza González contó que “presentamos un hábeas corpus para garantizar la seguridad de circulación y la libertad política”.

Esta semana, El Diario informó que la jueza Florencia Maza aceptó el 2 de diciembre de 2016 un hábeas corpus ante la denuncia presentada por Cristian “Chanchi” Saucedo, el joven que recibió un disparo en la cabeza por parte de Rolando Payela el 17 de enero de 2011. Consideró que la “libertad ambulatoria” de Saucedo estaba en riesgo e intimó a la Policía, que tiene a su cargo el ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, para que cese en la persecución, el hostigamiento y el acoso contra ese joven.



Las más vistas