La Provincia se negó a garantizar a una paciente el cannabis medicinal

Elba Edith Guevara pidió utilizar el aceite y el autocultivo con fines terapéuticos. Presentó un amparo para un tratamiento médico que inició hace un año. Este martes, en una audiencia en la Ciudad Judicial, el estado provincial no acordó con la demanda de la paciente.

El estado provincial no acordó este martes con una paciente que presentó un amparo para que se le garantice la provisión de cannabis medicinal y se le permita el autocultivo. Después de una hora de audiencia preliminar, las partes no arribaron a un acuerdo y ahora el amparo seguirá su curso.  

Este martes al mediodía se realizó la primera audiencia en la Justicia pampeana para comenzar a resolver un reclamo de una paciente para poder utilizar cannabis medicinal y practicar el autocultivo con fines terapéuticos. La audiencia fue convocada por un Juzgado en lo Civil y Comercial de Santa Rosa, en base a una demanda civil al Estado provincial.

La demandante, Elba Edith Guevara está representada por el defensor oficial Martín García Ongaro y la defensora Dorila Romero. En la audiencia también estuvo el defensor general, Eduardo Aguirre. El pedido se viene tramitando formalmente como un amparo y el juzgado interviniente fijó audiencia para instar a una posibilidad de acuerdo o conciliación entre las partes. Pero ese propósito fracasó.

Al aludir a su situación de salud, que estuvo en algún momento muy desmejorada y se vio aliviada al hacer utilización del aceite de cannabis, la mujer contó: “El aceite de cannabis me dio esa posibilidad, por supuesto que no cualquier aceite, sino de una cepa que tenga THC, es la que hace que mi dolor merme totalmente, no un poco, me lo saca definitivamente”, relató la mujer.

audiencia por aceite de canabis 43

Explicó que “después de una ayuda de la Provincia en diversos tratamientos, que son muy caros, si se compara con esto que a la Provincia le puede salir 10 pesos cada gotero, está la posibilidad y los instrumentos para mi y otras personas que dependen de eso y estamos fuera de la ley a consecuencia de que está prohibido y malinterpretado”.

“No estamos pidiendo un porro”, aclaró y opinó que “el aceite de cannabis no debiera ser de venta”.

Planteó, entonces: “el autocultivo yo no lo puedo hacer, por mi situación, pero lo puede hacer alguna persona solidaria. Lo que queremos los usuarios es que nos provean de la medicación o que dejen que la hagamos, controlados, anotados, como corresponde, pero que no nos dejen sin la medicación”.

Como parte de su tratamiento, a la mujer le implantaron un neuroestimulador que le ayuda a combatir el dolor crónico y refractario. A fines de 2010, ya directamente no podía caminar.

Se le hizo inolvidable "el dolor que he sufrido durante tanto tiempo, más todo lo que he tenido que pasar para conseguir los turnos o la medicación, la agresión a mi cuerpo”. Pasaron dos años y medio en que medicamentos y tratamientos no respondieron: el dolor nunca se fue.

En algún momento usó morfina. Pero eso hizo que perdiera toda la dentadura. La mujer tiene más de 60 años y padece una neuropatía crónica desde hace 16 años. Era empleada de Salud Pública cuando la contrajo durante una práctica médica lesiva.

La mujer pidió que se “entienda que esto es una medicación y no es una droga”. Dijo que de la Provincia espera que “teniendo todos los instrumentos que tiene, se haga cargo y nos haga la medicación, porque tiene laboratorio, tiene dónde plantar y cómo realizarlo”.

La utilización del aceite se la indicó “el médico que me trata del dolor, hace un año”.

audiencia por aceite de canabis 21

“Antes de eso, yo no caminaba por el dolor, me tenían que llevar al baño, estaba dopada por la morfina e hinchada, se me cayeron todos los dientes porque la morfina produce eso y el aceite de cannabis te alivia, te saca el dolor, no es adictiva como la morfina y te soluciona el problema como otro montón de cosas”, insistió.

En este sentido, Elba agregó: “yo hablo del dolor porque es el que yo tengo, pero sabemos que el cannabis sirve para las convulsiones, para el cáncer, para un montón de cosas”. La mujer explicó que ahora vive en Santa Rosa y tiene una pensión de 7 mil pesos por incapacidad.

Sobre las declaraciones del ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, dijo: "Las he leído y también le he contestado que creo que se tiene que informar un poquito, entre la diferencia que hay entre el aceite y el porro. Estoy de acuerdo que el ministro saque el porro y que no se venda el aceite de cannabis, porque hay muchos que están haciendo negocios con la salud nuestra y no puede ser, porque la salud no es un negocio, sino un derecho que tenemos. Entonces, si el ministro nos escuchara y viera los beneficios para los pacientes y la provincia, no opinaría como está opinando”.

Audiencia preliminar

La Defensa Pública, en representación de la usuaria y en defensa del Derecho Humano a la Salud, instó diferentes acciones ante tribunales ordinarios, en busca de la protección y garantía del acceso al tratamiento. En esta etapa, se presenta la oportunidad de sustanciar los hechos controvertidos entre las partes, la ciudadana y el Estado pampeano, en la audiencia prevista en el artículo 462 del Código Procesal Civil.

Actúa la jueza en lo civil y comercial, Susana Etel Fernández. A la audiencia ingresaron solo dos periodistas del Ministerio Público Fiscal y la demandante y sus abogados. También los representantes de la Fiscalía de Estado. Pero el recinto era pequeño y se vedó el ingreso de los medios en general. También de los militantes por el autocultivo de canabis. Rodrigo Catalano y Paola Ruggero, de Canabis Medicinal La Pampa, fueron a prestar su apoyo a la mujer.

En el amparo presentado, la defensa entiende que “se trata de un derecho inalienable e incuestionable del acceso a la salud, y el consecuente deber público de garantizar el pleno ejercicio de todas las formas que lo impliquen”.

“En ese marco corresponde al Estado v erificar un positivo respeto hacia las usuarias y los usuarios del Sistema de Salud y portadores de este derecho humano, y el aseguramiento del derecho implícito a gozar de un marco de autonomía sobre el proceso terapéutico ante el padecimiento que se atraviesa, con miras a poder decidir el modo de paliar la dolencia”, remarcaron.

García Ongaro, en declaraciones al canal CPEtv, detalló que su representada tiene una patología severa con dolor crónico. “Ha agotado todas las instancias de palitativos y tratamientos convencionales. Y apeló a la terapia canábica con respuesta favorable desde lo físico”, detalló.

“Hasta ahora no tenemos noticias de un caso de estas características. La persona que patrocinamos pertenece a un colectivo de usuarios que participan de esta forma de administrar sus dolencias. El reclamo que ella inicia de alguna manera es representativo de un montón de personas que están en esta misma situación”, agregó.

Antecedentes

El 29 de marzo del año pasado, el Congreso nacional aprobó la Ley 27350 de uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados, pero no incluyó explícitamente el autocultivo en su articulado. La reglamentación de la ley definió restringir el acceso al aceite a las personas que tengan epilepsia refractaria, cuenten con prescripción médica y estén inscriptos en un registro especial en el Ministerio de Salud.

También fijó que la importación del aceite será facilitada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) e invitaba a universidades nacionales y privadas, el Conicet, el INTA y otros organismos a colaborar con la investigación científica del cannabis y sus derivados en su uso medicinal o paliativo.

Mientras tanto, el pasado mes de marzo un juez federal de Salta, Julio Bavio, autorizó por primera vez en Argentina el cultivo domiciliario de cannabis con fines medicinales, al hacer lugar al recurso de amparo presentado por la madre de un niño de seis años con un trastorno neurológico que le causa fuertes dolores, pero que reaccionó bien al tratamiento con aceites derivados de esa planta. Ese fallo será presentado como antecedente en la audiencia de hoy en los Tribunales pampeanos.

Tierno, en contra

Del lado del Estado pampeano, en los últimos meses el ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, ha agitado el fantasma amenazante de judicializar a quienes lleven adelante el autocultivo.

Yendo incluso en contra de la jurisprudencia y las últimas experiencias médicas, ha llegado a advertir a funcionarios nacionales, provinciales y municipales por la difusión de esta temática: él mismo se ocupó de informar que de las advertencias a Germán Dittler, director de Radio Nacional porque en la emisora se han difundido encuentros de autocultivo; a Adriana Maggio, secretaria de Cultura de la provincia, porque en el bar Moka -que funciona dentro del Centro Cultural Medasur concesionado a un privado- también se desarrolló un encuentro de autocultivo; y al intendente Leandro Altolaguirre, porque la Municipalidad ha autorizado a un comercio vinculado a la difusión de la cultura canábica.

“La planta de marihuana está dentro del listado de estupefacientes y por ende está al margen de la ley. Algunas personas que participan en la promoción de la marihuana ciertamente se presentan como los avanzados, o progresistas. Si vienen a decirte que ellos enseñan a plantar marihuana no es para el uso medicinal, sino para la drogadicción”, dijo Tierno en una de sus habituales peroratas.

Temas en esta nota: