Altolaguirre promueve el uso de la bicicleta en Santa Rosa

El intendente santarroseño dice que quiere que la “nueva planificación de la ciudad” ponga “la prioridad en garantizar la seguridad sobre todo del peatón, promoviendo de a poco un cambio de mentalidad".

El intendente Leandro Altolaguirre se puso en el rol de promotor del uso de la bicicleta y prometió gestiones para desalentar la utilización de automóviles en la ciudad. Fue durante el encuentro con la ONG “Bicisendas Santa Rosa-Toay” y el Colegio de Arquitectos, entidades organizadoras de la actividad “Santa Rosa Pedalea”, que en estos días propicia justamente ese medio de transporte.
En su despacho, Altolaguirre mantuvo una audiencia con representantes de ambas instituciones, que como parte de la actividad realizan talleres con funcionarios, efectúan un relevamiento en la vía pública y brindan capacitaciones, charlas y debates que “apunten a fortalecer la cultura ciclista” en nuestra ciudad, según los propios organizadores.
Estuvo presente también el joven licenciado en Ciencias Políticas dinamarqués y asesor en Políticas Públicas de Movilidad y Diseño Urbano Henrik Lundorff Kristensen, uno de los principales oradores.

“Desarrollo conjunto”

Altolaguirre dijo que “fue un gusto” reunirse con los jóvenes que están promoviendo “la concreción de una bicisenda entre Santa Rosa y Toay, junto con la realización de otras acciones y obras para alentar a los ciudadanos a utilizar más la bicicleta para moverse sobre todo en la zona céntrica de la ciudad, como una forma no solo de colaborar con el cuidado del medio ambiente, sino también de descongestionar el radio céntrico y disminuir los accidentes de tránsito, entre otros beneficios”.

También comentó que se conversó sobre los distintos proyectos que están en marcha en nuestra ciudad, como el Plan Estratégico Participativo, el Plan Director de Obras de Saneamiento, el debate que está por comenzar para concretar un nuevo Código Urbanístico y las reuniones de trabajo que se han efectuado con responsables del programa DAMI (programa de Desarrollo de Áreas Metropolitanas del Interior) para “avanzar hacia estrategias de desarrollo conjunto de los servicios entre localidades que hoy se encuentran prácticamente unidas como Santa Rosa y Toay, entre otros, con el fin de proyectar de la mejor manera posible los servicios, la movilidad y el crecimiento de la ciudad, recogiendo las opiniones de distintos sectores”.

Altolaguirre planteó además que “será importante ver cómo a partir de la nueva planificación de la ciudad se puede ir poniendo el acento y la prioridad en garantizar la seguridad sobre todo del peatón, promoviendo de a poco un cambio de mentalidad y de costumbres en los vecinos”.

Desaliento del uso del auto

En ese marco, añadió, se pretende implementar medidas tendientes a “desalentar la utilización del automóvil” dentro de la zona céntrica, con decisiones como la ampliación del radio de cobro del estacionamiento medido, la mejora del transporte público de pasajeros y “obras que permitan una mejor movilidad a quienes optan por la bicicleta”.

Explicó que la ampliación del radio de estacionamiento medido elevada al Concejo Deliberante también busca “generar un mejor ordenamiento” en el tránsito vehicular de la ciudad, “evitando los habituales inconvenientes que se generan cuando por ejemplo muchos automovilistas pasan varios minutos circulando en busca de un lugar para estacionar y girando en un radio de pocas cuadras, congestionando la zona, mientras que otros vehículos ocupan injustamente un mismo lugar por varias horas, pudiendo lograr un mejor recambio si se los obliga a rotar de lugar a través del cobro del derecho a estacionamiento”.

Aseguró además que esa mayor movilidad también tendrá “implicancias positivas” para la generación de nuevos corredores comerciales en la ciudad y para mejorar la accesibilidad de las personas mayores y con movilidad reducida a los sectores donde tienen que realizar sus trámites, a los bancos y a los servicios médicos.

También destacó que otra forma de alentar a los conductores a estacionarse fuera del radio más céntrico fue la reciente implementación de nuevos sectores de estacionamiento a 45 grados sobre la calle Alsina, que posibilitó generar nuevos espacios de estacionamiento.

Con una bicicleteada finalizó “Santa Rosa pedalea”

Concluyeron el sábado las jornadas “Santa Rosa pedalea”, organizadas por la ONG “Bicisendas Santa Rosa-Toay” y el Colegio de Arquitectos de La Pampa. Durante tres días hubo talleres, capacitaciones, charlas y debates para “fortalecer la cultura ciclista en la ciudad”. De todas las actividades participó el asesor de Políticas de Movilidad y Diseño Urbano Henrik Lundorff Kristensen.
El cierre se realizó ayer a la tarde con una bicicleteada desde el centro de la ciudad hasta la laguna Don Tomás. La columna de jóvenes, niños y adultos partió desde la plaza San Martín.

En horas de la mañana, se realizó el taller interactivo “Repensando mi ciudad” (mapeo colectivo en vía pública con vecinos), en la plaza San Martín.
Kristensen explicó que “la bici va más allá de lo ecológico y saludable, sino en mejorar la calidad del espacio público”. “Si bien me formé como politólogo, no soy partidario, y con la bici pude combinar todo para hacer algo bueno para todos: de manera cultural ya lo hice en Dinamarca. Todo esto, mejorar la calidad de vida a través de la bici, lo hago por mi nuevo país”, afirmó.

“Ver un montón de autos estacionados afuera de una escuela es problemático, porque esos chicos podrían llegar y salir del colegio en bicicleta. Eso es lo que tratamos de mostrar, también educar acerca de cómo funciona el ciclista dentro del tránsito. Pero además es fundamental instruir acerca de la parte ‘dura’, es decir, cómo crear la infraestructura necesaria para el uso de la bicicleta. Pueden existir las buenas intenciones, pero sin infraestructura es imposible. El ciclismo urbano no es un fin en sí mismo, sino una mejora en la calidad de vida de todos los habitantes de la ciudad”, completó.

Temas en esta nota: